¿Tiene que morir una persona importante para que cambie la ley?

La familia de Leticia Rosino cree que el asesino confeso no se va a rehabilitar

El dolor de familiares y amigos de la joven de Tábara asesinada el pasado mes de mayo en Castrogonzalo se ha transformado en palabras, tras iniciales momentos de tensión a la entrada del asesino confeso al Juzgado de Menores de Zamora donde se celebra el juicio, y ha dejado patente que el entorno de la joven se encuentra destrozado medio año después del siniestro suceso.

“No se puede vivir así, con miedo. [..] Que cambien las leyes. [..]  ¿Es que tiene que morir una persona importante para que cambie la ley? ¿Es que no somos importantes los de los pueblos?”, se quejaba una de las portavoces de la familia, armados con pancartas y camisetas en recuerdo de Leticia.

“No es un menor, es un asesino y un violador, si con 16 años tiene estas ideas, cuando salga con 24 mata a todo el mundo. No va a curarse, no, porque está comprobado que un violador no se cura, y va a salir más endurecido, más criminal, arrasando por donde pasa… [..] Y mientras, le ha quitado la libertad a su padre, a su madre, a sus amigos, estamos la mitad de la gente en psicólogos, y él está en la cárcel, protegido… y ¿qué tiene la que mató?, está debajo de una lápida”, se lamentan. Por ello, aseguran “pedimos justicia por Leticia, y por todas las mujeres que han sido violadas y asesinadas, por todas”.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Tensión extrema en el juicio por el asesinato de Leticia Rosino

El menor reconoce la agresión sexual y asesinato de Leticia Rosino

La madre de Leticia, impotente: “Seguiremos luchando, tenemos mucho que pelear”

Confusión y rabia tras el juicio contra el asesino de Leticia

Santiago Andrés, tío de Leticia: “Es un día brutalmente duro”

Televisiones nacionales en directo desde Zamora por el juicio de Leticia

No hay comentarios