Caso Laura Luelmo | El juzgado autoriza practicar pruebas psiquiátricas a Bernardo Montoya

La defensa está a la espera de que el Instituto de Medicina Legal determine la fecha para la realización del informe sobre los posibles problemas de trastorno de la personalidad

FuenteE.P.

El juzgado de Instrucción número 1 de Valverde del Camino (Huelva) ha autorizado que Bernardo Montoya, el único encausado por la muerte de la joven zamorana Laura Luelmo en diciembre de 2018 en la localidad de El Campillo (Huelva), sea sometido a unas pruebas forenses de carácter psiquiátrico.

Así lo ha confirmado a Europa Press el abogado de Montoya, Miguel Rivera, que, tal y como ha adelantado el diario ‘Huelva Información’, ha explicado que en noviembre solicitó dichas pruebas, que ya han sido autorizadas, de manera que están a la espera de que el Instituto de Medicina Legal determine la fecha para la realización del informe sobre los posibles problemas de trastorno de la personalidad de Montoya.

Igualmente, el letrado ha recordado que siguen a la espera de los resultados de las pruebas médicas sobre los supuestos problemas de impotencia sexual, así como tampoco hay pronunciamiento de Vigilancia Penitenciaria sobre el cambio de módulo que solicitaron.

Montoya ingresó en prisión en diciembre de 2018, cuando fue detenido por su presunta relación con la muerte de la joven profesora Laura Luelmo en la localidad de El Campillo por presuntos delitos de detención ilegal, agresión sexual y asesinato, y su abogado solicitó su puesta en libertad cuatro meses después al entender que «no se cumplieron» todas las garantías judiciales a las que tiene derecho como procesado, refiriéndose a la primera declaración ante la juez de Bernardo Montoya, en la que confesó la autoría del crimen, que no se grabó correctamente al no estar conectado un cable de audio en el equipo informático.

Sin embargo, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valverde del Camino rechazó la petición de libertad provisional al considerar que la declaración autoinculpatoria de Montoya está «válidamente documentada en soporte escrito», negación que el letrado no recurrió.

Los hechos sucedieron en diciembre de 2018, cuando la joven desapareció en El Campillo, donde residía tras ocupar una plaza de profesora en un instituto de Nerva. Tras su desaparición el día 12, su cuerpo sin vida se encontró el día 17 con signos de violencia en un paraje de los alrededores de la localidad. Un día después, Bernardo Montoya fue detenido como principal sospechoso.

No hay comentarios

Dejar respuesta