El TSJCyL ratifica la condena a la mujer zamorana que estafó 60.000€ a su amiga con un falso novio

Tres años de cárcel y una indemnización similar a la que estafó

FuenteVerónica Muriel
loading...

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial de Zamora que condenó a una mujer por un delito de estafa a tres años de cárcel y nueve meses de multa de 10 euros diarios y una indemnización de 66.300 euros a la víctima, una cantidad similar a lo que le estafó.

La mujer logró hacerse amiga íntima de la víctima y una vez que eran confidentes comenzó la estafa con un pretendiente virtual al que llamó Marcos, figura que la víctima nunca llegó a ver pero gracias al cual la mujer le sacó más de 60.000 euros.

Aprovechando el interés de la víctima por ‘Marcos’, la acusada convenció a la víctima de que este hombre tenía problemas económicos porque había perdido dinero en un negocio, y así conseguía la primera cantidad de 3.000 euros, al que poco después se añadirían 1.200 euros más, por una supuesta multa por ruido de su local.

Tras un fallido intento de conocerse en persona, y la compra de varios regalos de cumpleaños, la estafadora convencía a su supuesta amiga de que la madre de su enamorado estaba muy enferma y necesitaba dinero para diversos tratamientos médicos, que según su historia solo podían hacerse de forma privada. Así, la estafadora conseguía otra suma de 34.000 euros, más otros 7.500, e incluso provocaba, siempre con falsos problemas financieros de ‘Marcos’, que la víctima vendiera las joyas de su boda y pidiera un préstamo de 14.000 euros, para solventar una supuesta extorsión a este hombre inventado.

Y mientras la víctima no lograba concretar un encuentro en persona con su supuesto enamorado, la estafadora y su pareja utilizaban el dinero de esta mujer, más de 60.000 euros, para comprar un coche, anular una hipoteca y hasta reformar un bar en el barrio de Peña Trevinca de la capital. Finalmente, la víctima descubría el teléfono móvil desde donde se enviaban los mensajes del ficticio ‘Marcos’ en la propia casa de la estafadora, descubriendo todo el engaño.

Contra la sentencia del TSJCYL cabe recurso de casación por infracción de ley y por quebrantamiento de forma, que podrán prepararse dentro de los cinco días siguientes al de su última notificación.

No hay comentarios