El alcalde de Piñuel sobrevive al brutal ataque de un jabalí

La revista Jara y Sedal recoge el brutal ataque al edil sayagués, que ha recibido varios navajazos por todo el cuerpo, dejándole como resultado unas enormes heridas en la espalda y los muslos, por los que tardará en recuperarse entre dos y tres meses

El alcalde de Piñuel de Sayago, Pedro Santos de la Iglesia recibió el pasado lunes el violento ataque de un jabalí, al intentar defender su ganado de dicho animal salvaje. Así lo ha relatado su hija, a la revista especializada Jara y Sedal, que recoge las impactantes imágenes del suceso.

Al parecer, el también pastor en su mismo municipio se encontraba un día más cuidando de sus ovejas, cuando al comenzar a cerrar el cercado, un jabalí se colaba dentro, y comenzaba a embestir contra el rebaño. Al acudir el edil en su defensa, el animal se fue rápidamente contra él y le propinó varios navajazos por todo el cuerpo, dejándole como resultado unas enormes heridas en la espalda y los muslos. “Primero fueron los dos perros los que intentaron sacarlo de ahí, pero al ver que era imposible, mi padre se fue hacia él y el jabalí lo atacó por detrás, ya que por delante chocó contra el móvil, al que le clavó un colmillo y lo destrozó“, explica la hija del afectado.

El alcalde sayagués también es cazador, y su hija explica que en una zona cercana se había llevado a cabo una montería “y suponemos que el jabalí vendría herido, porque si no, no ataca de esa forma a una persona”.

En la actualidad, Santos de la Iglesia se encuentra ya en su domicilio recuperándose del suceso, después de que le curasen las heridas en el hospital. Los médicos le recomendaron que comenzase desde el primer momento la recuperación en su propia casa, por la posibilidad de que las heridas se infectasen en el centro hospitalario.

Su hija explica en esta publicación que “ya está mejor, pero tiene fuertes dolores todavía”. El hombre tendrá entre dos y tres meses de recuperación del percance, porque “aunque los cortes han sido limpios, son muy profundos y hasta dentro de 15 días no le abren las heridas para comprobar cómo van cicatrizando y drenando”, añade.

 

No hay comentarios