El robo en la Fundación Afonso Henriques fue premeditado

Para separar busto y peana se necesitaron medios mecánicos, lo cual hace pensar que no se trata de una acto de vandalismo sino de un hurto planificado

En la imagen, el busto de bronce que los vándalos han sustraído de la entrada de la Fundación.

Desnuda se ha quedado la entrada de la Fundación Afonso Enriques tras la acción de los vándalos, que han decidido sustraer el busto que presidía la misma en el acceso a las instalaciones por la Avenida del Nazareno de San Frontis.

Según nos indica la propia Fundación, el suceso se habría producido en la tercera semana de agosto, mientras las instalaciones permanecían cerradas. Pese a la existencia de cámaras de seguridad en el interior del edificio, no hay grabaciones del suceso debido a dichas cámaras no pueden instalarse en el exterior del edificio por tratarse de una vía pública.

Todo parece indicar que el móvil del hurto es económico ya que el busto de bronce se encontraba fijado a una peana y para su sustracción se necesitan medios mecánicos, por lo que se descarta un simple acto de vandalismo y se fija la idea de un robo con premeditación. La Fundación ha presentado la correspondiente denuncia y espera que, si los ladrones deciden deshacerse de la pieza mediante su venta en el mercado negro, se logre su recuperación.

No hay comentarios