Una reyerta concluye con un gran ‘mazazo’ a la droga

Dos detenidos, así como una tercera persona relacionada con el hecho, han ingresado en prisión, mientras que otra persona está siendo investigada

FuenteRedacción

La Guardia Civil de Zamora ha desarticulado un punto de venta de droga en Toro de forma más bien casual, puesto que el 17 de agosto los agentes se personaron en una vivienda al tener conocimiento de una reyerta en el interior de la misma y la acción concluyó con la incautación de droga, armas, detenciones e investigados.

Trasladada una patrulla al lugar de los hechos y una vez solucionado el problema de la disputa, una de las personas participantes en la riña comunica que las personas de la otra parte venden droga en el domicilio y hace entrega a los Guardias Civiles de una caja metálica cerrada y dos armas (un revolver de gas comprimido y una imitación de arma de fuego).

En presencia del titular de la vivienda y del propietario de la caja se abre la misma pudiendo observar como en su interior había un “taper” con una sustancia blanca en polvo, así como una bolsa conteniendo otras seis bolsitas monodosis, todo ello tras el análisis pertinente resultó ser “Speed”.

Posteriormente se realizó un registro de la vivienda, pudiendo hallar en la misma una bolsa con 125 gramos de “marihuana”, dos básculas de precisión, bolsas monodosis y otra bolsa conteniendo también “Speed”.

Ante estos hechos se procedió a la detención de dos personas y la investigación de otra, como supuestos autores de un delito contra la Salud Pública por Tráfico de Drogas.

Con esta actuación la Guardia Civil da por desarticulado un punto de venta de drogas en la localidad de Toro, hecho que cobra especial importancia dada la notoria cantidad de “Speed” incautada, y la cercanía de las Fiestas Patronales de la citada localidad, habiéndose evitado así que dicha sustancia haya sido puesta a disposición de los miles de jóvenes que se desplazan hasta la localidad estos días.

Los detenidos, investigado, diligencias instruidas y efectos incautados fueron puestas a disposición del Juzgado de Toro, quien decretó el ingreso en prisión de los dos detenidos, así como de una tercera persona relacionada con los hechos (no el investigado, que quedó en libertad).

No hay comentarios