Las ventanas de la vivienda de la menor estaban cerradas

La Policía investiga el fallecimiento de una niña de 6 años en la calle Arapiles de Zamora

La investigación de la muerte de una niña de 6 años esta madrugada de lunes en la calle Arapiles de Zamora sigue arrojando datos. A pesar de que los primeros indicios apuntan a que la pequeña podría haberse precipitado al vacío desde un cuarto piso, lo cierto es que hay datos que “no encajan”, a juicio del subdelegado del Gobierno, Jerónimo García Bermejo, quien ha explicado que las ventanas de la vivienda desde la que supuestamente se precipitó la pequeña estaban cerradas, y las persianas bajadas.

“Se está investigando”, ha aclarado el subdelegado, quien apunta que no se descarta ninguna hipótesis y que la Fiscalía de Menores ya ha sido puesta al corriente de todas las circunstancias del suceso. Recordamos que la pequeña dormía en su domicilio de la calle Arapiles en compañía de otra niña, de 12 años de edad, y que los propios padres se han percatado de la ausencia de la niña en el momento en que la Policía les ha alertado de lo sucedido.

Los hechos han sucedido poco más tarde de las 5.00 horas, cuando un viandante ha dado la voz de alarma tras descubrir el cuerpo de la niña tendido en la acera de la calle Arapiles de Zamora, a la altura del número 44, en la confluencia con la calle Polvorín, muy próxima a las dependencias policiales.

Hasta el lugar se ha desplazado el médico forense para proceder al levantamiento del cadáver, y de forma paralela se ha cortado la circulación en la calle Arapiles y un carril de la avenida Cardenal Cisneros, desviando el tráfico a la altura de la gasolinera, hecho que ha sorprendido a los trabajadores más madrugadores que a primera hora circulaban por la zona. Poco más tarde, se ha desplazado hasta el lugar un vehículo de la funeraria, para dar traslado a los restos mortales de la menor. El suceso ha conmocionado a los vecinos de la zona.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta