Continúa la sangría poblacional: Zamora perdió casi 2.300 habitantes en 2018

Se alza como la segunda provincia de Castilla y León que más residentes ha perdido

FuenteEuropa Press

Castilla y León perdió 10.473 habitantes a lo largo de 2018, el 0,43 por ciento del total, según los datos de la estadística de Migraciones a 1 de enero de 2019 hechos públicos este lunes por el INE y recogidos por Europa Press, en los que la Comunidad presenta el mayor descenso de población en términos absolutos, si bien en porcentaje la superan Extremadura y Asturias.

Castilla y León ha sido nuevamente la Comunidad con un mayor descenso de población en términos absolutos, al pasar de 2.418.694 residentes el 1 de enero de 2018 a 2.408.083 el 1 de enero de este año, lo que supone la pérdida de 10.473 habitantes.

No obstante, en términos porcentuales –un 0,43 por ciento–, el descenso es menos acusado que en el año anterior, 2017, cuando la pérdida poblacional fue del 0,70 por ciento y de 17.172 habitantes.

El descenso de población se da en las nueve provincias de la Comunidad y es más acusado en cifra total en León, donde se ha pasado de 466.108 habitantes el 1 de enero de 2018 a 462.566 a comienzos de este año (3.453 residentes menos y -0,76 por ciento). Eso sí, en términos porcentuales la caída es mayor en Zamora, donde se pasó de 175.931 a 173.649 habitantes (2.283 personas menos y -1,3 por ciento).

Además, en Ávila, en un año se ha pasado de 160.032 a 159.340 habitantes, es decir, una caída del 0,42 por ciento (672 residentes menos); en Burgos, el descenso ha sido del 0,17 por ciento al pasar de 356.080 habitantes a 355.473 (-607); en Palencia, el descenso ha sido del 0,68 por ciento al pasar de 161.795 a 160.699 habitantes (-1.096).

En la provincia de Salamanca se ha pasado de 333.649 a 332.296 habitantes, con un descenso del 0,4 por ciento (1.096 habitantes menos); en Segovia, de 154.387 a 154.112 (-0,18 por ciento y 275 vecinos menos); en Soria, de 89.738 a 89.560 (-0,2 por ciento y 178 habitantes menos); y en Valladolid, de 520.835 a 520.388 habitantes (-0,08 por ciento y 447 residentes menos), con lo que es la provincia con menor caída porcentual de población.

El saldo vegetativo en Castilla y León es negativo, -14.199, lo que significa que se registraron menos nacimientos que defunciones en la Comunidad a lo largo del pasado año.

Por otro lado, el saldo migratorio con el extranjero es positivo, 7.925 personas, lo que significa que a Castilla y León llegaron más ciudadanos extranjeros que los residentes en la Comunidad que se marcharon fuera de España.

Por contra, el saldo migratorio interior es negativo, -4.099 personas, lo que representa que se marcharon de la comunidad más castellanoleoneses de los que llegaron a la región procedentes de otras autonomías españolas.

No hay comentarios