La Junta reparte 1.000 plantones de pino, encina, quejigo, rebollo y almendro

Las plantas se han entregado a todas las personas que se han acercado a la puerta de la Delegación Territorial de Zamora

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ha repartido un total de mil plantones de pino, encina, quejigo, rebollo y almendro con motivo del Día del Árbol. Las plantas se han entregado a todas las personas que se han acercado a la puerta de la Delegación Territorial de Zamora, donde estaba ubicado un camión con los plantones y agentes medioambientales.

La riqueza forestal de Zamora supone una fuente de recursos naturales renovables y constituye la mitad de la superficie —los 227 montes de utilidad pública de la provincia suman una extensión de 118.782 hectáreas—. Estos datos reflejan la importancia del sector para la economía provincial al redundar en el desarrollo rural.

El delegado territorial, Alberto Castro, ha destacado en el inicio del acto que “es de vital importancia desarrollar la conciencia medioambiental entre los más pequeños a través de la educación. Fomentar el respeto al medio ambiente entre los niños es imprescindible”, ha añadido.

Asimismo, Castro ha señalado que “la protección del medio ambiente pasa por evitar los incendios forestales, la principal causa de la degradación de nuestros montes. La mayoría de los incendios que ha sufrido la provincia han sido provocados, lo que quiere decir que podían haberse evitado con una mayor conciencia medioambiental”.

La protección de los árboles y de los montes es una prioridad para la Junta de Castilla y León. En este sentido se han adoptado diversas medidas en materia forestal, como los tratamientos selvícolas o reforestación, entre otras.

Además, la Casa del Parque ‘El Palomar’ de las Lagunas de Villafáfila va a realizar mañana, 22 de marzo, a las 16.00 un taller de plantación de especies autóctonas de árboles y arbustos en los jardines del recinto del espacio natural. Los niños y jóvenes del grupo Scouts de Benavente van a colaborar en esta jornada en la que los participantes, además de aprender a diferenciar algunas especies típicas de la zona, podrán contribuir en la repoblación de esta zona natural.

Cada año, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente realiza tratamientos silvícolas, a aproximadamente 2.500 hectáreas, con el fin de mejorar las masas (podas, claras y desbroces). Asimismo se dispone de 15 cuadrillas de tierra para la prevención de incendios. La inversión anual es de alrededor de tres millones de euros e incluye disponibilidad de trabajos en incendios.

Por otra parte, se reforestan 100 hectáreas al año con pinos, chopos y otras especies de enriquecimiento empleando fondos propios y de mejoras. La Junta concede ayudas de forestación a Ayuntamientos y particulares, que repueblan entre 300 y 400 hectáreas anuales.

No hay comentarios