Invierten 400.000€ en reformar el Centro de Inserción Social de Zamora

El Centro de Inserción Social de Zamora (CIS), dependiente del Centro Penitenciario de Topas, contará con un presupuesto de 400.000 euros para acometer una “necesaria reforma” de las instalaciones quince años después de su inauguración.

Así lo han anunciado este miércoles los subdelegados del Gobierno en Zamora y Salamanca, Ángel Blanco y Encarnación Pérez respectivamente, durante una visita realizada al centro.

Los subdelegados han recorrido las instalaciones y han comprobado el trabajo que realizan los funcionarios de este centro al que Ángel Blanco y Encarnación Pérez han calificado como un lugar donde los internos tienen ese “último paso para la reinserción”, como si fuera “ese último escalón para regresar a la sociedad, a la libertad definitiva”.

Ambos subdelegados del Gobierno se han mostrados satisfechos con los resultados que obtiene el CIS de Zamora dentro de los objetivos de la política penitenciaria y han felicitado por ello a los trabajadores y entidades colaboradoras.

El régimen de los internos que permanecen en el CIS de Zamora es de tercer grado de tratamiento, un paso previo a la libertad condicional. Alrededor de un centenar de internos permanecen o pasan anualmente en este emplazamiento a los que se les orienta y se les asesora, a la vez que cumplen sus últimos plazos de condena, para una correcta y activa reinserción.

“Algunos internos trabajan al tiempo que cumplen sus penas y otros pueden contar con itinerarios personalizados de programación con cursos, talleres o prácticas en empresas, asociaciones o instituciones de la ciudad y provincia”, ha señalado Ángel Blanco. En la actualidad son 26 los internos.

Una segunda línea de trabajo en el CIS es el tratamiento de todas aquellas condenas que no son privativas de libertad como delitos graves contra la seguridad vial, drogas o alcohol o las penas que implican la realización de trabajos en beneficio de la comunidad que son gestionadas desde este centro. Todas estas penas no implican internamiento pero que normativamente obliga cumplir penas que llevan control y hábito de buen comportamiento.

Los subdelegados del Gobierno de Zamora y Salamanca han destacado la labor de los trabajadores y funcionarios del CIS de Zamora y han valorado especialmente los módulos de trabajo y los talleres de aprendizaje que son “fundamentales” para conocer oficios que tras el saldo de las penas servirán a estas personas para “poder optar a un puesto de trabajo”, algo que “combinado con libertad es clave para incorporarse en condiciones a la normalidad de la vida”.

No hay comentarios