Más de 30 solicitantes pasan a lista de espera en los Talleres de Envejecimiento Activo

Tan solo los talleres de Memoria a través del Ordenador y Maleta de Memoria comenzarán con alguna plaza disponible

FuenteRedacción

Un total de 183 personas se han inscrito para participar en los talleres del Programa de Envejecimiento activo para apersonas mayores de 55 años, que convoca la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zamora con la colaboración de la Asociación de Familiares y Amigos de Enfermos de Alzheimer, la Fundación Intras y la sociedad Te Ayudo.

Esto supone que más de 30 solicitantes no podrán realizar alguna de las actividades que solicitaron y pasan a engrosar las listas de espera. Ayer se desarrollaba en la Alhóndiga la jornada de presentación de los talleres, que comenzará partir del próximo lunes y se desarrollarán hasta el mes de mayo.

La concejala de Servicios Sociales, Inmaculada Lucas, dio la bienvenida a todos los participantes al tiempo que lamentó que “no todos puedan participar” en los talleres seleccionados debido al elevado número de peticiones, puesto que son 149 las plazas disponibles en los siete talleres ofertados y se han presentado 183 solicitudes; teniendo en cuenta además que algunos solicitantes han presentado petición para varios talleres.

En el transcurso del acto, celebrado en el salón de actos de la Alhóndiga, las técnicos de la Concejalía y de las asociaciones colaboradoras han dado las pautas para el desarrollo de los talleres y se ha realizado la distribución de los grupos en función de las prioridades de inscripción ya que tienen preferencia en primer las personas que no hayan realizado ningún taller el año anterior, en segundo lugar las personas de mayor edad y finalmente por orden de inscripción. En base a ello se han constituido las correspondientes listas de espera ya que, según se advirtió en la reunión, las personas que no acudan a los talleres asignados serán sustituidas automáticamente por los integrantes de las listas de espera.

En concreto, se desarrollarán talleres de entrenamiento de la memoria mediante programas sencillos de ordenador adaptados a cada usuario; talleres grupales o “maleta de memoria”; talleres de memoria a través de los recuerdos; ya talleres de envejecimiento activo sobre temas importantes para las personas mayores, como las habilidades sociales, la empatía, la asertividad, reminiscencia o recuerdos, informática adaptada, etc.

Tan solo los talleres de Memoria a través del Ordenador y Maleta de Memoria comenzarán con alguna plaza disponible, debido a que se desarrollan en la sede de la Fundación Intras, situada en la carretera de la Hiniesta nº 137; mientras que el resto de los talleres que se realizarán en el mismo edificio de La Alhóndiga y en el club de Mayores de las Tres Cruces han tenido una demanda que en algunos casos sobrepasa en un 50% las plazas disponibles.

El Programa de Envejecimiento Activo tiene como objetivo “contribuir a la prevención y la estimulación cognitiva” en las personas mayores, que les faciliten un envejecimiento activo, adecuado a su edad y saludable. Comprende actividades dirigidas a la prevención, el mantenimiento y mejora del bienestar social, físico y mental de las personas mayores a través de la estimulación cognitiva, con el fin de favorecer la capacidad funcional y la vida independiente durante el mayor tiempo posible.

Tal como recordó la concejala de Servicios Sociales, a través de las actividades que se desarrollarán en los talleres se pretende ofrecer a las personas mayores “un entrenamiento específico en estrategias para mantener y mejorar la memoria y otras funciones cognitivas, al tiempo que se establece un espacio de intercambio y aprendizaje donde puedan disfrutar durante su periodo de jubilación de un ocio creativo y saludable”.

Con ello se contribuye además a prevenir situaciones de “dependencia” en las personas mayores mediante la promoción de un modelo de envejecimiento activo que “favorezca la permanencia” en el medio ambiente socio-familiar habitual; se fortalece la “reserva cerebral” para incrementar la seguridad personal, la autoestima, el bienestar psicosocial y motivar a la participación y productividad en actividades culturales y sociales; se fomenta la práctica de hábitos de vida saludable que contribuyan al mantenimiento de las facultades cognitivas; y se contribuye a prevenir y controlar posibles casos de demencia, empleando estrategias para detectar indicadores de alerta y orientando a la persona y a su familia hacia los servicios de atención especializada.

No hay comentarios