Valentino Ligia, el cocinero promesa zamorano en Le Cordon Bleu

Trabajo incansable y aasionado para llegar a la cocina del más alto nivel

FuenteVerónica Muriel

A pesar de su juventud, lleva mucho tiempo despuntado en la cocina. Valentino Ligia, apasionado entre fogones, incansable luchador,  ya tiene a su espalda más de un concurso de estudiantes, ahora es finalista del Campeonato Nacional de Estudiantes de Pastelería y para rematar, ha sido seleccionado para el Premio Promesas de la prestigiosa escuela Le Cordon Bleu Madrid. Noticiascyl habla con él y nos destapa algunas de las claves tanto del concurso como a nivel personal.

 

¿Qué supone para ti estar entre los seleccionados por Le Cordon Bleu?

Ya ser seleccionado es un logro. Entre todas las escuelas de España que te elijan a ti entre los 50 mejores es una locura. Todo supone mucho trabajo, muy buen expediente y dedicarle muchas horas, porque aparte de las clases tienes que practicar, tienes que estar muchas tardes en la cocina, de hecho, paso más tiempo en la cocina casi que en casa.

¿Qué crees que te puede diferenciar de los demás seleccionados?

Básicamente mi formación. Este no es mi primer grado superior, he hecho un grado medio de pastelería en Salamanca, otro de grado medio de cocina y domino dos idiomas. Además, conozco muy bien las técnicas básicas francesas, pero si hay algo en lo que sobresalgo creo que sobretodo sería la creatividad.

 En esta fase tenéis que realizar una receta, ¿cómo va a ser la tuya?

Ya la tengo terminada y enviada. La receta se llama ‘codorniz de campo’, la base era hacer una codorniz rellena de lo que tú quisieras, ya sea de carne o de verduras, yo lo he hecho de ambas.

Hay una tartaleta de una masa brisa con una duxelle que es básicamente champiñones cortados con crema  y con ajo y cebolla, terminado con rosetón de láminas de champiñón, y por ultimo hay una segunda guarnición de local y de temporada.

En Zamora ahora local tenemos poco, los espárragos que van a salir por estas fechas, por lo que he hecho una panna cotta de espárragos, he puesto por encima un laminado de espárragos finos puestos al horno levemente y unos encurtidos de cabeza de espárrago, con un jugo de ave, pues esto último era también obligatorio.

El nivel es muy exigente ¿cómo te ves?

No quiero decir tampoco que me veo en la final, esto lo va a decidir la escuela y tampoco puedes augurar, son muchas personas que tienen el mismo nivel que tú o mejor incluso y no puedes decir: ¡me veo aquí ya!.

Mirando hacia atrás, ¿cuándo te das cuenta de que lo tuyo es la cocina?

Con dos años. A esa edad ya le decía a mi padre que quería cocinar y cogía la sillita y me ponía encima de la cocina a intentar ayudarle, lo que viene siendo un niño, pero ya los primeros platos fueron con 10 u 11 años.

Si tienes que elegir ¿qué es lo que más te apasiona de la cocina?

Todo, no puedo elegir, absolutamente todo. Desde el principio hasta el final.

Hay un boom de programas relacionados con la cocina y parece que todo el mundo ahora sabe cocinar, ¿qué opinas de esto?

Los programas están bien pero ahora que todo el mundo cree que sabe cocinar. Mucha gente se apunta a la escuela y al mes y medio hay 15 personas de las 30 que había al principio, se ve que no está hecho para todo el mundo. No solo es práctica, es también teoría. No es todo bonito y hay muchas cosas que no se ven por televisión.

Y es que en el CIFP Ciudad de Zamora no  enseñan a cocinar, hacen profesionales de la restauración  que han de tener uno métodos de trabajo, organización, conservación, preelaboración, ajustarse a unos tiempos definidos y tener una higiene, que esté todo muy limpio es fundamental.

 

Ahora ya solo cabe esperar hasta el próximo 27 de febrero para conocer si Valentino Ligia pasa a la final de Le Cordon Bleu Madrid junto con otros 9 concursantes. De una forma u otra, ganando o no, su meta es llegar a Le Cordon Bleu como sea y aptitudes y esfuerzo no le faltan.

No hay comentarios