Renovación de la Oficina de Empleo de Zamora

Tanto el delegado de la Junta de Castilla y León, Alberto de Castro, como el subdelegado de Gobierno en Zamora, Ángel Blanco alaban el trabajo diario de los funcionarios de esta Oficina de Empleo, ante "la complicada situación" que viven los usuarios que acuden a ella

La Oficina del Empleo de Zamora ha finalizado sus obras de renovación, que se han realizado para adecuar y mejorar los espacios, tanto para usuarios como funcionarios. Un espacio que se gestiona en conjunto entre la Junta de Castilla y León, y el Gobierno Central.

El delegado de Gobierno en la Junta de Castilla y León, Alberto de Castro declaraba durante una visita al renovado espacio que esta oficina “es un lugar para recibir y orientar al desempleado, que en esos momentos está viviendo un momento muy delicado emocionalmente. Por lo tanto, el espacio tiene que ser lo más adecuado posible, tanto para los trabajadores que viven momentos duros con los usuarios, como para estos, que vienen en una situación vital complicada”.

Castro también ha querido ensalzar la labor de los funcionarios de la Oficina de Empleo, que “dan servicio a unos 3.000 desempleados”, y ha animado a los usuarios a que “confíen en el Servicio Publico de Empleo, tanto para la búsqueda de trabajo, como para la orientación hacía una vía laboral”. Además ha recalcado que “la OCD afirma que el principal problema del desempleo es la escasa cualificación, o que los usuarios tienen una muy específica”. Y por ello, en estas oficinas “se intenta ampliar la formación, para que estén preparados para un mercado laboral que es muy dinámico”.

Por su parte, el subdelegado de Gobierno en Zamora Ángel Blanco también ha querido segundar las palabras de Castro, en referencia al trabajo de los funcionarios, 16 de la Junta y 16 del Gobierno: “Hacen un trabajo excelente, con un colectivo que está en una situación muy complicada, y hay que valorar su esfuerzo diario”.

Además ha querido ensalzar la labor conjunta que Junta y Gobierno Central hacen en esta Oficina de Empleo. En 2002 el INEM dividió las políticas sobre empleo, dejando las activas para las Comunidades Autónomas, y las pasivas continuaron siendo competencia del Gobierno de España. La ley dicta que debe haber cooperación y colaboración entre ambas instituciones, pero en el caso de Zamora “esta vinculación se cumple con gran voluntad, además de que esté establecido por norma”, concluía el subdelegado.

No hay comentarios