Padre Ángel: “Prefiero seguir poniendo parches, son peores los que pinchan”

Considera a la solidaridad "patrimonio de todos", más allá de creencias religiosas o políticas

El fundador y presidente de Mensajeros de la Paz, el Padre Ángel ha abarrotado esta tarde el auditorio Fundos de la Marina en una conferencia organizada por Unicaja Banco en la que ha resaltado que la solidaridad “es patrimonio de todos”, al margen de todo tipo de creencias para poder ejercerla.

Durante la conferencia organizada por Unicaja Banco, el padre Ángel ha resaltado que “no es solo de los creyentes o no creyentes, de la gente de izquierdas o de derechas”, al tiempo que ha subrayado con una sonrisa que “nunca en la historia de la humanidad ha habido tanta solidaridad como en la actualidad. Da gusto vivir en una sociedad donde cada vez hay más voluntarios y cooperantes”.

De este modo, ha apuntado que no debe preocupar el auge de partidos políticos de extrema derecha que están en contra de ayudar al necesitado y a ellos les ha lanzado un mensaje. “Deberían pensar que si vivieran en países en peligro, harían también todo lo posible para salir y venir a una tierra donde hay menos muertes, más paz y pan, además de seguridad”, ha resaltado.

“Nosotros no estamos para ganar votos, como ellos, sino para hacer el bien y ayudar a aquellos que ponen en peligro su vida para venir a nuestro país. Es algo de sentido común, no puede haber nadie que no crea en esto”, ha añadido.

En este sentido, ha afirmado que el que muchos quieran poner fronteras contra los más débiles “no va a tener éxito, estamos en contra de vallas, muros o puentes. A quienes piensan esto hay que respetarlos, aunque no comprenderlos”, ha indicado.

Con respecto a la posibilidad de reformar las leyes para mejorar la situación de los más desfavorecidos, el padre Ángel ha subrayado que “el evangelio basta para saber cómo actuar, más que la Constitución o las leyes, nosotros seguimos unas normas para vivir”.

Sobre la alternativa de ayudar a los países más pobres para que no tengan que emigrar, el sacerdote ha reconocido que “es una utopía” y que prefiere “seguir poniendo parches, porque son peores los que pinchan”, ha comparado. La tarea está, como comenta el papa Francisco “en ponerse en el calzado del otro”, ha recordado.

Desde la entidad financiera, la directora territorial, Margarita Serna, ha asegurado que el sacerdote “es todo un ejemplo de solidaridad que sabe trasladar su mensaje”.

 

No hay comentarios