Plantan 800 árboles en Valderrey y Valorio para recuperar superficie

Fundación Aquae planta 8.000 árboles desde 2015 para recuperar la superficie arrasada por el fuego

FuenteEuropa Press

La Fundación Aquae ha plantado más de 800 árboles en Valderrey y Valorio (Zamora) para recuperar más de 10.000 metros cuadrados de superficie forestal arrasada por los incendios, en el marco del proyecto ‘Sembrando Oxígeno’, que desde 2015 ha plantado más de 8.000 árboles en zonas que han sufrido un incendio o sufren pérdida de masa forestal.

De esta manera, Aquae cuenta con una inversión de 12.000 euros para el proyecto que tiene como objetivo eliminar 140 toneladas de CO2 y mejorar 4,24 hectáreas en el término municipal de Zamora durante los próximos 40 años.

Con este proyecto, en febrero, Fundación Aquae acometió una reforestación en el Parque Natural La Mata-Torrevieja, en colaboración con la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Torrevieja y la Empresa Agamed, que tiene dos acciones complementarias: la plantación de 100 pinos a lo largo del camino que une el Centro de Interpretación con el área de recreo; y la recuperación del cultivo de secano con la plantación de árboles autóctonos, como algarrobos y palmitos.

Además, en 2017, se plantaron 700 árboles en Granada, uno por cada participante del Aquae Campus de 2016; y en 2016, se recuperó un paseo de 1.200 metros cuadrados en el camino que componen las 12 Arcas Reales que aún se conservan en Valladolid, plantando más de mil plantas autóctonas, de 20 especies distintas.

Por otro lado, en 2015, se plantaron 500 árboles en el Mirador de Fuente el Sol (Valladolid): 400 compensaron la huella de carbono de los 400 asistentes al Aquae Campus; y los 100 restantes compensaron la huella de la celebración del propio evento. Ese mismo año se inició en Pego (Alicante), en colaboración con Hidraqua, los trabajos de reforestación de ocho hectáreas de bosque tras el incendio de mayo de 2015.

Recientemente, la Organización para la Alimentación y la Agricultura de Naciones Unidas (FAO) ha hecho públicos una serie de datos sobre los beneficios que proporcionan los árboles en las áreas urbanas, destacando que su colocación estratégica puede bajar la temperatura del aire entre dos y ocho grados. Además, también ayudan a no derrochar energía, puesto que los árboles colocados de manera adecuada en

torno a los edificios reducen las necesidades de aire acondicionado en un 30 por ciento y ahorran entre un 20 y un 50 por ciento de calefacción.

No hay comentarios