El botellón de San Martín vuelve a provocar las quejas de los vecinos

Gritos, patadas en los garajes, suciedad… despiertan de nuevo el malestar de los vecinos de la zona

La lluvia no impidió que cientos de jóvenes se concentraran en San Martín esta madrugada en el siempre polémico botellón del Jueves Santo, pero sí hizo que debido a la misma los jóvenes que acudieron al lugar se refugiaran en recintos de edificios de la zona para evitar mojarse.

La reacción de los vecinos ha sido instantánea y muchos ya se quejaban de madrugada de la situación que volvían a sufrir con jóvenes gritando, bebiendo, dando patadas a los garajes y llenando los alrededores de basura.

Además, algunos señalaban que les parecía “increíble” que tengan que vivir esta situación todos los años e invitaban a los responsables de que se mantenga el botellón en la zona a “que se den una vuelta por el barrio y lo vean”.

No hay comentarios