Los alcaldes de Aliste se adelantan a la Junta y presentan su propia propuesta sanitaria

Piden "que no haya interferencias políticas" y plantean una plantilla de 16 médicos, transporte a la demanda y contratos indefinidos para que los MIR se queden en la zona

FuenteSilvia García
loading...

Los alcaldes de 13 ayuntamientos de la zona de salud básica de Aliste han presentado esta mañana en la Gerencia de Salud de Zamora un «documento base para empezar a trabajar en la propuesta de la reforma de la Sanidad en la comarca, y siempre desde el diálogo y el consenso».

El documento, que se adelanta al proyecto piloto planteado por la Consejería de Sanidad y que, aunque en estos días ha sido presentado a los profesionales sanitarios de la comarca, aún no es conocido por los regidores. «A día de hoy no lo hemos recibido y nosotros ponemos nuestra alternativa encima de la mesa».

El escrito recoge la propuesta en la que han estado trabajando los alcaldes y sobre la que, a día de hoy, sólo falta de pronunciarse la alcaldesa de San Vitero, quien no obstante ha participado en todas las reuniones de trabajo, según ha confirmado el regidor de Trabazos, Javier Faúndez. Para registrar la propuesta le han acompañado esta mañana Francisco Belver, alcalde de Samir; un representante del Ayuntamiento de Mahíde y el alcalde de Viñas, Bernardo Casado.

Faúndez, que ha hablado en representación de los alcaldes alistanos, ha pedido en primer lugar «que no haya interferencias políticas; es un problema nuestro y no queremos que nadie lo utilice con otro fin”. «A día de hoy siempre hemos tenido atención sanitaria en Aliste y siempre se han pasado consulta en los pueblos. A veces se han exagerado las cosas, independientemente de que hay determinadas situaciones que generan alarma como la falta de reposición de médicos», asegura.

Los alcaldes han informado de que hace quince días tuvieron conversación telefónica con la consejera, quien ya está informada de que iban a presentar este documento alternativo. En la delegación de la Junta solicitarán formalmente una entrevista con la consejera y el presidente de la Junta para presentarlo.

Además, los alcaldes quieren que se refrende durante los próximos días en los concejos abiertos de cada localidad, donde cada pueblo va a conocer «cuáles serían las frecuentaciones y tendrán que decir sí o no».

El documento, de 14 páginas, recoge las exigencias y mínimos que plantea el colectivo: que no se cierre ningún consultorio médico; la creación de seis áreas: Alcañices, Trabazos, Fonfría, Rabanales, San Vitero y Figueruela, con una asignación «algo diferente a la propuesta que supuestamente tiene la Junta». Y en cada una de esas áreas estarían dos médicos, con lo que los facultativos «viajarán menos y acumularán más tiempo para prestar a los pacientes, y así no se producirán situaciones dramáticas por bajas o vacaciones». A estos 12 médicos habría que sumar otros 4, es decir, un total de 16, para dar estabilidad a la plantilla. «La inmensa mayoría de municipios seguirían con la misma frecuentación», explican.

Piden, asimismo, que se incremente el equipamiento técnico y mobiliario en los consultorios; que no se pierda «ni un solo médico en toda la zona de salud de Aliste». El escrito aborda también la situación de los profesionales de enfermería; el concurso de traslados, y exige «que no se produzcan hasta que no se asigne nuevo médico»; que se declare zona de difícil cobertura, con incentivos y reconocimiento profesional para los médicos. La situación de las oficinas de farmacia, ya que habría tres de ellas que podrían verse abocadas a la desaparición. Y, como novedad, se plantea que a aquellos médicos que finalicen la formación MIR en la zona de Aliste, la Consejería les ofrezca un contrato indefinido, para que tengan estabilidad laboral e incentivos para que vengan a esta comarca.

Además, los alcaldes plantean que, paralelamente, se elabore otro programa piloto para conocer las zonas de sombra de Internet y telefonía en la comarca y se trabaje en su eliminación. También la implantación de forma progresiva de la cita previa, más la atención personalizada telefónica a los pacientes, y la creación de un transporte a la demanda complementario a las consultas que se van a pasar en cada uno de los pueblos, «no en autobús, porque no lo consideramos óptimo para las personas mayores, con problemas de movilidad», sino de un vehículo de 8 plazas adaptado para silla de ruedas, y que lo financie la Junta de Castilla y León, lo que conllevaría la creación de 6 puestos de trabajo.

Éste es el documento presentado: PROPUESTA SANITARIA ALCALDES DE ALISTE

No hay comentarios

Dejar respuesta