El proyecto piloto de la consejera de Sanidad proyecta dividir Aliste en 6 núcleos con 10 pueblos cada uno

El Movimiento en Defensa de la Sanidad ve "buena voluntad" y "una oportunidad para Aliste"

El Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública de Zamora ha defendido esta mañana el proyecto piloto que la consejera Verónica Casado pretende implantar en la comarca de Aliste para dar solución al deterioro progresivo de la asistencia sanitaria en el medio rural, agravado por la falta de médicos y la despoblación.

«Creemos que Aliste puede tener una oportunidad para poder poner en marcha algo diferente a lo que hay, y que mejore el trabajo de los profesionales y la asistencia al ciudadano», ha asegurado Jerónimo Cantuche, quien pide a la consejera que lleve el documento a las Cortes «para que sea consensuado por todos». De hecho, la plataforma ha denunciado enfrentamientos partidistas en el seno del gobierno regional conformado por PP y C’s con la «filtración» del proyecto por parte del director general de Planificación y Asistencia Sanitaria de la Junta de Castilla y León, Alfonso Montero Moreno, incluso antes de darlo a conocer a los alcaldes, profesionales sanitarios, vecinos y sindicatos, y exige «que se nos entregue la propuesta en 10 ó 15 días para que todos podamos aportar». Es una exigencia», ha subrayado. Ante todo, «reclamamos un clima de entendimiento y serenidad», pide Carlos Pedrero, y que se llegue a un pacto por la sanidad por parte de todos los partidos.

Lo que se percibe desde el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública de Zamora es «buena voluntad» por parte de la consejera, no se sienten «conejillo de indias» y ve bien el planteamiento de dividir Aliste en 6 núcleos, con 10 pueblos cada uno, situados a no más de 15 ó 20 minutos de su núcleo de referencia. El equipo médico estaría dotado de 12 médicos de equipo, 4 de área y el correspondiente personal de enfermería. Según ha explicado la alcaldesa de San Vitero, Vanesa Mezquita, lo ideal será que de los dos médicos de equipo por cada núcleo, uno se quede en centro médico y el otro se desplace a los otros 5 pueblos a pasar consulta. Lo que no admiten es que sean los pacientes quienes tengan que desplazarse para recibir asistencia sanitaria, una «línea roja».

Asimismo, para el conjunto de la provincia reclaman que se creen equipos de atención primaria «autosuficientes que integren a los profesiones de área y no tirar de contrataciones» y que se establezcan de forma fija las urgencias a no más de 15 minutos. «No pueden andar los pacientes buscando a los médicos por los pueblos», defienden.

También reclaman una solución telefónica para la cita previa, ya que vía online es inviable en muchos de los municipios debido a la falta de cobertura de Internet.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta