Llagu, Mancha, Sanabria y Tera, protagonistas del día en el Centro del Lobo Ibérico

Decenas de personas han querido formar parte de la presentación de estos cuatro lobeznos en el santuario sanabrés

FuenteDiana Serrano

Los cuatro lobeznos, Llagu, Mancha, Sanabria y Tera han sido por fin presentados esta mañana en el Centro del Lobo Ibérico de Robledo en Sanabria. Un inigualable momento que ha estado dirigido en todo momento por el biólogo del centro, Carlos Sanz.

Decenas de personas se han acercado este sábado a Robledo para presenciar este insólito momento en el que cuatro nuevos especímenes de lobo salían por primera vez al público en el santuario sanabrés. Tan importante era este momento que hasta los concursantes de Boom, ‘Los Lobos’ acudían a este feliz momento para verlo con sus propios ojos.

Carlos Sanz ha relatado a niños y mayores cómo había sido el nacimiento de estos cuatro lobeznos, cual está siendo su desarrollo y cómo será su evolución y comportamiento con el paso de los meses y los años. Como suele ser habitual, los lobos se han mostrado pacíficos con su cuidador, y los cuatro cachorros han estado juguetones como cabe esperar debido a sus apenas cuatro meses de edad.

Cabe recordar que fue el pasado 6 de mayo cuando el equipo de manejo y atención veterinaria del Centro y un grupo de especialistas del Hospital Veterinario de León sometieron a Oscura, la madre, a un diagnóstico de gestación basado en la realización de ecografías y pruebas radiográficas, que determinaron que se encontraba preñada. En las siguientes semanas Oscura abandonó al resto de lobos de su manada, Atila y Jara, y fue apartada a la zona de la unidad de cuarentena del Centro, dotada de una “lobera” donde nacieron los cachorros.

Los cachorros, que abrieron los ojos en las dos primeras semanas de vida, permanecieron los primeros días al cuidado exclusivo de su madre, que los alimentó y cuidó con normalidad. Durante este tiempo y posteriormente, el equipo de manejo y atención veterinaria del Centro monitorizó en todo momento a Oscura y a las crías a través de las cámaras existentes en la lobera, que les daban información continuada durante las 24 horas.

En las semanas posteriores siguió la evolución normal de los cachorros, que, bajo la supervisión del equipo del Centro, empezaron a tomar primeramente leche especializada y luego trocitos de carne picada para implementar su alimentación. En este tiempo se procedió a la vacunación de los cuatro ejemplares, tal y como fija el protocolo veterinario.

Asimismo las labores de socialización de estos cachorros con el equipo de manejo comenzaron a partir de las dos primeras semanas y se han seguido realizando, de forma progresiva, hasta la actualidad. Los primeros contactos de los cachorros con tres lobos adultos de una de las manadas del Centro comenzaron a realizarse cuando dichos cachorros habían cumplido los dos meses de vida y se desarrollaron sin problemas, siendo muy bien aceptados por los adultos. De esta manera los cachorros se han estado integrando durante estos días en la manada con los tres lobos adultos, hasta llegar al gran momento de formar parte del encuentro con las visitas del parque.

No hay comentarios

Dejar respuesta