José Manuel Pilo: «Lo primero es el pueblo, los vecinos y nuestro desarrollo»

El alcalde de Fermoselle no ha dejado sus reivindicaciones de lado el día de inicio de las Fiestas de San Agustín, y sus palabras han sido recibidas con grandes aplausos de los vecinos que se agolpaban en la plaza

loading...

El alcalde de Fermoselle, José Manuel Pilo no ha dejado pasar el inicio de las Fiestas de San Agustín en la localidad para recordar a las Administraciones Públicas, que no ceja en su empeño de conseguir un centro médico los 365 días del año en Fermoselle. De hecho, sobre la fachada del Ayuntamiento descansa, incluso en fiestas, una inmensa pancarta con dicha reclamación.

Antes del pregón del joven Antonio García Vicente, el alcalde fermosellano se ha dirigido a sus paisanos para prometerles que «antes o después vamos a conseguir ese centro médico, como vamos a conseguir la concentración parcelaria». Pilo ha enviado además un mensaje a los procuradores de todos los partidos y a todos los concejales de Fermoselle: «Lo primero es el pueblo, los vecinos y nuestro desarrollo, que se entere todo el mundo porque nosotros nos debemos a nuestro pueblo, y vamos a lanzar los gritos que hagan falta para que llegue a todos ellos».

En referencia a esto, el regidor ha explicado también que «las cosas se pueden conseguir a través de los cauces habituales, enviando escritos y solicitudes, o se pueden conseguir encampanádose, sin complejos, para exigir lo que es nuestro». Pilo ha vuelto a recordar que la vecina localidad salmantina de Aldeadávila de la Ribera, muy similar a Fermoselle, si tiene su centro médico, y que «nosotros no vamos a seguir siendo menos». Para ello, ha pedido a sus vecinos, que aplaudieron en todo momento cada frase de su alcalde, que se ponga en practica «lo que dos alcaldes de este municipio, Francisco Galiana y Hermenegildo Piriz, ya nos enseñaron en su día: la unión de todos».

1 Comentario

  1. Este alcalde es muy poco original, ya va resultando cansino, con 2 meses en el cargo. Siempre repite la misma Matraca. ¡Ah, por cierto! El pobre hombre sueña, con pasar a la historia de Fermoselle como los 2 alcaldes a los que no deja de aludir, siempre que puede. No lo verán tus ojos, majete.

Dejar respuesta