La tradición centenaria de ‘Los Carochos’ se muestra en Riofrío de Aliste

Una exposición que no te puedes perder a partir del 10 de agosto

FuenteEuropa Press

La localidad zamorana de Riofrío de Aliste acoge desde el sábado, 10 de agosto, la exposición ‘Máscaras en acción: Los Carochos’ con una treintena de imágenes sobre una tradición centenaria que nació en este pueblo y que se celebra cada 1 de enero.

En el acto de inauguración participarán viejas glorias locales de la mascarada, algunos de los fotógrafos que cuelgan sus trabajos en la muestra, así como el comisario, José Luis Alonso Ponga, y el vicepresidente de la Diputación, Javier Faúndez.

Organizada por el ayuntamiento de Riofrío de Aliste, la Cátedra de Estudios sobre la Tradición de la Universidad de Valladolid y el Centro Regional de Artesanía de Castilla y León (Cearcal), la muestra presenta una treintena de fotografías de la mascarada, vestuario, publicaciones, objetos e instrumentos musicales, además de dejar constancia de su rica simbología.

En la misma, colaboran la Diputación de Zamora, la asociación cultural Amanecer de Aliste y la Fundación Caja Rural de Zamora.

El comisario de la muestra y director de la Cátedra de Estudios sobre la Tradición de la Universidad de Valladolid, José Luis Alonso Ponga, espera que la exposición en el pueblo donde arrancó el rito sirva a sus habitantes para «la recuperación de la autoestima y los valores que, en ocasiones, piensan que no tiene, desgraciadamente».

Otra de las consideraciones que a Alonso Ponga le gustaría que ocurriera es «que los vecinos de Riofrío se vieran reflejados en este modelo de exposición» porque se ha tratado de presentar a Los Carochos como una mascarada total y completa, «como un producto cultural surgido del pueblo, desde abajo, no creado desde instancias superiores».

El planteamiento de la exposición ‘Máscaras en acción: Los Carochos’ trata de sugerir los elementos claves de la mascarada más que de poner de manifiesto los personajes tal como salen a la calle cada 1 de enero, fecha de su celebración.

«Mi deseo es que la exposición sirva como debate, como reflexión entre los mayores y los jóvenes, entre los que vivieron, crearon y desarrollaron la mascarada hasta aquellos años de interrupción y quienes la recuperaron, una recuperación que, en la práctica, fue más bien una pervivencia después de un lapsus de tiempo», ha explicado Alonso Ponga.

Alegorías a la fertilidad de los campos y el ganado; el rito de iniciación, el paso de la condición infantil a la edad adulta; el cambio de ciclo de la naturaleza, la mudanza del año viejo al nuevo o la purificación de las comunidades locales son metáforas que explican esta celebración de interés antropológico.

La muestra, en opinión del comisario, combina tanto la faceta rigurosa como la divertida de la tradición, sin olvidar el conjunto de mensajes y símbolos que ocultan estos extravagantes actores, todos ellos hombres aunque algunos cumplen funciones de mujer.

Al respecto, recuerda también su interés ancestral, identitario, cultural y, sobre todo, la importancia que tiene esta manifestación festiva como referente ineludible para comprender las mascaradas de la Península Ibérica y del Mediterráneo, en general.

 

Entre los contenidos presentes en la exposición figuran una treintena de instantáneas realizadas por una docena de fotógrafos de España, Francia, Portugal y Reino Unido, así como atuendos y objetos de Los Carochos que cierran el círculo de una manifestación de invierno declarada de Interés Turístico de Castilla y León en 2002.

No hay comentarios

Dejar respuesta