Un nuevo monumento para homenajear al Puente de Ricobayo

FuenteRedacción
sdr_vivid

Ricobayo de Alba estuvo durante la jornada de ayer de celebración con la inauguración de un nuevo monumento al Puente de Ricobayo que se ha construido en acero con chapa de 2, 3 y 4 mm de grueso y pletinas de 40x4mm.

El monumento contiene un circuito de agua cerrado con un depósito de agua de 300 litros y una bomba de 15.000 l/h  con sistema de sondas de alta y baja y llenado de depósito mediante electroválvula.

El entorno se ha efectuado mediante piedras de granito de la zona.

Desde la organización del acto han agradecido su apoyo a todos los vecinos y no vecinos que han colaborado desinteresadamente con este proyecto tan especial  (A,A   S,A,  J,I, G.   M,B) y a la corporación municipal entrante y saliente.

HISTORIA DEL PUENTE

El puente de Ricobayo es un edificio de tiempo inmemorial, y no se sabe en qué época (con manifiestas señales de haber sido hechura de romanos) ni por qué causa se arruinaron sus dos arcos centrales. No se han encontrado señales de que su paso hubiese estado en uso en tiempo alguno.

Para bajar a él por la parte de Muelas había un escarpado de piedra casi vertical, de 54 pies de altura, y se bajaba solo a pie, con bastante trabajo, por entre sendas practicadas por los naturales del país. Por la parte de Ricobayo se presentaba otro escarpado igual de 40 pies de altura, y ni en uno ni en otro lado había vestigio ni señal de calzada o camino, ni aun de herradura, sino malas sendas de ganados y pastores de aquellos pueblos. El puente tenía 23 pies de ancho entre pretiles (si es que los tuvo alguna vez); 59 de altura hasta la imposta de los cinco arcos que tenía, los cuales son peraltados de 39 pies de claro, 93 de altura desde el fondo de las aguas y 475 de longitud. Cada una de las pilas tiene 27 pies de espesor, y se reconocían en el fondo del río algunos pedazos enteros de los dos arcos destruidos, los que se conservaban sin haberse  desprendido ninguna dovela, y la porción de pila que se  conservaba en pie estaba ladeada y fuera de cimiento.

Cuando acabó la Guerra Civil se iniciaron en la provincia obras de verdadera importancia por el Gobierno, que justo era la sacara del olvido perpetuo en que la había tenido. Se proyectó enlazarla con Galicia, construyendo una carretera a Vigo, que se acometiera por varios puntos a la vez.

El presupuesto dentro de los límites suyos ascendía a 8.391.121 reales, incluyendo la expropiación de terrenos, y la obra principal, el puente de Ricobayo, sobre el Esla, antigua obra romana que ya he mencionado. La empezó en 1841 el ingeniero D. José María Pérez, aprovechando los tres arcos existentes y procediendo a fundar de nuevo las pilas de los dos del centro.

Como allí corre el río encajonado entre montañas de pizarra, y es imponente en las crecidas, se levantó 25 pies sobre la altura que antes tenía, haciendo en el sobrepuente otros siete arcos nuevos, de forma semicircular, sobre un vano cuadrado de lado igual al espesor de las pilas, y nuevo pretil. Resultó una construcción grandiosa, digna de ser visitada.

Anegado por las aguas del embalse de Ricobayo de Alba en 1.933

cof_vivid
sdr_vivid

 

No hay comentarios