San Martín de Castañeda abre las puertas al nuevo punto de información del Románico Atlántico

La próxima intervención de Románico Atlántico en el monasterio de Santa María en San Martín de Castañeda se centrará en las cubiertas

FuenteRedacción
loading...

El director de la Fundación Iberdrola España, Ramón Castresana y el director general de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz, han inaugurado esta mañana el nuevo punto de información de Románico Atlántico habilitado junto al monasterio zamorano de Santa María en San Martín de Castañeda.

Durante el recorrido han estado acompañados, entre otros, por el alcalde del municipio zamorano de Galende, José Manuel Prieto; el director técnico del área de Conservación del Patrimonio de la Fundación Santa María la Real, Jesús Castillo o la responsable de Arte y Cultura-Biodiversidad de la Fundación Iberdrola España, Carmen Recio.

El nuevo punto de información de Románico Atlántico en San Martín de Castañeda se ha habilitado en la antigua casa del parque, un espacio anexo al templo. La actuación ha servido para recuperar y valorizar uno de los pocos lugares de origen medieval que conserva el monasterio.

El objetivo es que sirva de centro de recepción de visitantes, desde donde explicar la historia del edificio y dar cuenta de las diferentes actuaciones desarrolladas en el marco del Plan Románico Atlántico, mediante vídeos e imágenes de algunas de las más representativas. El punto de información de Galende, se suma a los ya existentes en San Pedro de la Nave, Ciudad Rodrigo y San Martín de Tours (Salamanca) para acercar el Plan al público.

Nuevas tecnologías

El espacio pone en relieve la importancia de las nuevas tecnologías en la conservación del patrimonio. No hay que olvidar que la iglesia de San Martín de Castañeda es uno de los templos incluidos en el sistema de monitorización del patrimonio (MHS), desarrollado por la Fundación Santa María la Real. Diferentes sensores distribuidos por el conjunto del edificio permiten controlar y conocer su estado para poder planificar con mayor acierto las distintas intervenciones desarrolladas hasta el momento. Así, la información facilitada por estos dispositivos sirvió, por ejemplo, para acondicionar la antigua sacristía como capilla para facilitar el culto.

Renovación de las cubiertas

Posteriormente, la monitorización permitió comprobar que la solución aplicada en las cubiertas de esta zona de la cabecera, resultaba efectiva para paliar algunos de los problemas que afectan al inmueble como la humedad. Tras comprobar su idoneidad y con datos objetivos sobre la mesa, se redactó el proyecto para la renovación de la cubierta de toda la nave. Una actuación que, según se ha avanzado hoy, comenzará en los próximos días con un plazo de ejecución de seis meses.

La nueva cubierta contará con un doble sistema de ventilación que permitirá regular la temperatura tanto de la propia instalación como del templo. “La cubierta de pizarra irá colocada sobre unos rastreles de madera dejando cierta separación para que pueda correr el aire – explicaba Jesús Castillo – Además, realizaremos leves perforaciones en la superficie de la bóveda que permitirán que el aire circule también por la iglesia, minimizando de este modo los problemas de humedad del templo”. Los sensores instalados en el edificio permitirán comprobar la eficacia de la solución. Está prevista una inversión de casi 400.000 euros en esta actuación, que finalizará el próximo mes de diciembre.

Próximas actuaciones: San Martín de Tours

La actuación en la iglesia de San Martín de Castañeda no será la única que se lleve a cabo en los próximos meses dentro del Plan Románico Atlántico. También está prevista una intervención en la iglesia de San Martín de Tours en Salamanca, otro edificio monitorizado. En este caso la información facilitada por los sensores ha servido para determinar que el edificio se mueve. De hecho, presenta un problema estructural desde el origen de la construcción románica, que se ha ido agravando con el paso de los siglos.

La trama urbana en la que se halla inmerso el templo ha propiciado que se mantenga en pie, pero también ha ido agravando los daños estructurales. Los datos de la monitorización avisan de que actualmente las cargas que soportan los muros románicos están descompensadas e incluso se han rebasado los límites de seguridad. Por eso es preciso intervenir lo antes posible.

“En este caso la actuación supondrá un auténtico ejercicio de cirugía”, aseguraba Jesús Castillo, para explicar que los trabajos consistirán en alzar la cubierta actual, que se restauró durante la década de los noventa, para reubicarla y distribuir mejor su peso sobre los muros románicos, trasladando y centrando de este modo los pesos y las cargas para que no afecten a la estructura del inmueble. Esta próxima actuación en San Martín de Salamanca supondrá una nueva inversión del Plan, cercana a los 140.000 euros.

Asimismo, Románico Atlántico continuará en los próximos meses llevando a cabo distintas acciones de carácter divulgativo y cultural con el fin de acercar a la población y dinamizar los espacios recuperados.

Románico Atlántico: una iniciativa de cooperación transfronteriza

Ambas actuaciones, tanto la de San Martín de Castañeda como la de San Martín de Tours forman parte del Plan Románico Atlántico. Una iniciativa de cooperación transfronteriza para la conservación del Patrimonio Cultural, que incluye proyectos de restauración y puesta en valor de una veintena de templos románicos ubicados en las provincias españolas de Zamora y Salamanca y en las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança. A lo largo de la legislatura que finaliza, el Plan Románico Atlántico ha invertido más de un 1,1 millones de euros en las provincias de Zamora y Salamanca.

El Plan es un ejemplo de cooperación institucional y de participación público – privada, ya que está promovido por la Junta de Castilla y León, la Fundación Iberdrola España y el Ministerio de Cultura de Portugal. Las actuaciones en España han sido confiadas a la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico y se desarrollan en colaboración con las diócesis de cada territorio.

No hay comentarios