111 accidentes laborales de tráfico y un fallecido en Zamora en 2018

Tráfico pone en marcha una campaña para combatir los accidentes viales laborales

FuenteRedacción

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín Juárez, ha manifestado en la presentación de la campaña de seguridad laboral vial, que se desarrollará entre el 20 y el 24 de mayo, que “coger el coche para ir o volver del trabajo o dentro de la propia jornada laboral es una actividad necesaria y ordinaria que supone un elevado nivel de lesiones y muertes”.

Debido a la preocupación por este tipo de accidentalidad y teniendo en cuenta, que los accidentes de tráfico laboral figuran como uno de los indicadores que forman parte de la estrategia de Seguridad Vial 2011-2020, la delegada de Gobierno, acompañada por el viceconsejero de Empleo y Diálogo Social, Mariano Gredilla, la coordinadora regional de la Dirección General de Tráfico, Inmaculada Matías, y el comandante de Tráfico, Juan José Medel, ha presentado hoy esta campaña informativa con la que se quiere hacer llegar un mensaje de prudencia ante el riesgo de sufrir un accidente laboral de tráfico.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil incidirá en aspectos como velocidad, consumos de alcohol y drogas, la seguridad de la carga transportada, condiciones del conductor y del vehículo, y otras conductas como el uso del móvil, el uso del cinturón de seguridad y el control de los tiempos de conducción y descanso.

Como es habitual en este tipo de campañas, también se ha invitado a los ayuntamientos a sumarse a la iniciativa, de modo que la acción informativa sea tanto en zona urbana como en interurbana. Se cuenta con la colaboración de una quincena de entidades locales de la comunidad autónoma que tienen policía local.

ACCIDENTE LABORAL DE TRÁFICO

Un accidente laboral de tráfico es aquel que sufre un trabajador durante su jornada de trabajo o en la incorporación o retorno al centro de trabajo, siempre que intervenga un vehículo en circulación.

Mercedes Martín ha indicado que “conseguir una mejora en la seguridad vial es trabajo de todos, por eso, esta campaña no sólo va dirigida a los ciudadanos que necesitan el vehículo para trasladarse cada día a su lugar de trabajo, sino también al entorno directo de ese ciudadano, como familia, amigos o compañeros de trabajo, para que sean conscientes de que cualquiera de sus actos pueden suponer un riesgo añadido para la persona que va conduciendo”.

Las empresas y organismos son otros de los intervinientes directos a los que va destinada la campaña.

DATOS DE SINIESTRALIDAD

Según los datos de la Junta de Castilla y León, en 2018 se registraron 2.325 accidentes laborales de tráfico con víctimas, lo que representa el 8,2% del total de los accidentes de trabajo.

De estos 2.325 accidentes, el 67,3% fueron accidentes in itinere (1.565), aquellos que se produjeron al ir o volver del trabajo, y el otro 32,7% (760)   fueron en misión, es decir, durante la jornada laboral.

Se contabilizaron en 2018 un total de 59 víctimas mortales en accidente laboral, de las cuales 27 fallecieron en accidentes de tráfico, el 45,7%. Del total de personas que perdieron la vida en siniestros viales, 16 fallecieron al ir o volver del trabajo y 11, durante la jornada laboral.

En Zamora, en el año 2017, se produjeron 90 accidentes laborales de tráfico, de los cuales 36 se produjeron en jornada y 54 in itinere. Se contabilizó 1 víctima mortal de tráfico en la jornada laboral (12.5% de los fallecidos en Castilla y León) y 3 víctimas mortales in itinere (33% de los fallecidos in itinere en Castilla y León, sólo igualado por Valladolid).

En el 2018, en la provincia de Zamora, se produjeron 111 accidentes laborales de tráfico, de los cuales 40 se produjeron en jornada y 71 in itinere.  No se contabilizó ninguna víctima mortal de tráfico en la jornada laboral, pero se produjeron 68 heridos leves, 2 heridos graves y 1 víctima mortal in itinere (lo que supuso el 6.25% de los fallecidos in itinere en Castilla y León).

OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA

Los objetivos de la campaña informativa, según han desglosado la coordinadora regional de la DGT y el comandante del Sector de Tráfico de Castilla y León, son concienciar a los ciudadanos de que en los trayectos de ida y vuelta al centro de trabajo que se realizan a diario hay un riesgo de accidente de tráfico que se puede conocer y prevenir.

Y también, sensibilizar al entorno de los conductores, jefes, empleados, familia… para evitar que con sus acciones y comportamientos sean un factor de riesgo añadido (llamadas de teléfono, mensajes, prisas, distracciones…) que puedan provocar accidentes.

La implicación de las empresas en la seguridad vial es muy importante para ayudar a reducir este tipo de accidentalidad, ya que, al margen de las consecuencias humanas que puedan tener, suponen unos elevados costes económicos, tanto para las empresas, como para la Administración y la sociedad en general.

Para fomentar la adhesión de las empresas a esta buena práctica y fomentar la información sobre este tipo de riesgos laborales, las empresas recibirán un cártel de aviso y concienciación. La idea es lanzar un impacto directo a los trabajadores todos los días en el que se les recuerde que en el desplazamiento de casa al trabajo y viceversa o durante la jornada de trabajo, hay que poner toda la atención porque, en palabras de la delegada del Gobierno, “el trabajo más urgente es seguir vivo”.

RUTINA, PRISAS Y DISTRACCIONES SON MALAS CONSEJERAS

Como la seguridad en el trabajo comienza al salir de casa, Tráfico aconseja a los conductores:

  • Evitar los trayectos rutinarios: Pese a que todos los días se suelen realizar los mismos trayectos para acudir o regresar del trabajo, las circunstancias del tráfico no son iguales. Por este motivo, el conductor debe estar atento a las circunstancias puntuales del tráfico y adecuar su conducción a las mismas. El lunes es el día de la semana en que se registran más accidentes de tráfico con motivo del trabajo.
  • Evitar ir con prisas. Los accidentes laborales de tráfico se producen al ir al trabajo. Posiblemente la mayor velocidad por llegar a tiempo, los horarios rígidos, la productividad ligada al fichaje en una hora exacta… generen una situación de estrés que suele conllevar la asunción de mayores situaciones de riesgo.
  • Usar el “manos libres” solo para conversaciones cortas, nunca para conversaciones largas o en las que se traten temas complejos. Según diversos estudios tras minuto y medio de hablar por el móvil el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardiaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar.
  • Evitar las distracciones y concentrarse en la conducción, así como concienciar al entorno familiar y laboral de la importancia que tienen sus acciones para evitar la distracción del que va conduciendo.

No hay comentarios