El gigante chino de la construcción prepara en Toro su gran planta europea

El objetivo de la empresa es utilizar las instalaciones para construir casas prefabricadas, para lo cual se ha asociado con la empresa española BHS dado que ésta tiene una patente mundial para la construcción de este tipo de viviendas mediante paneles.

Barcelona Housing Systems (BHS) y China National Building Material (CNBM) firman un acuerdo marco para el desarrollo de viviendas inteligentes industrializadas

La empresa China National Building Material (CNBM) está preparada para convertir la antigua planta de Pevafersa en Toro (Zamora) en su gran planta europea, después de que adquiriera por seis millones de euros por las instalaciones cerradas desde 2011. Según informa wwww.elconfidencial.es, responsables de la empresa visitaron Toro este jueves para comenzar con el gran proyecto.

CNBM pagó la cifra millonaria por este complejo industrial de 34.000 metros cuadrados de naves y oficinas, pero esto es solo la punta de lanza de un ambicioso proyecto para Europa. De momento, en Toro se prevé la creación de 100 puestos de trabajo.

Para ello, se ha aliado con Barcelona Housing Systems (BHS), especialista en tecnologías de la construcción, y prevé producir en Toro estructuras de acero ligero y paneles prefabricados para abastecer a toda Europa en la construcción industrializada de viviendas. La inversión prevista para acondicionar la fábrica es de 15 millones de euros. Así, sería posible fabricar los componentes necesarios para 500 viviendas, con el objetivo de 4.000 viviendas al año.

La empresa china CNBM, dedicada al cemento y a los materiales de construcción, ha comprado las instalaciones de la antigua firma Pevafersa en Toro para construir casas prefabricadas.

Representantes de la empresa y del Gobierno chino visitaron el pasada mes de noviembre las naves de la localidad zamorana junto a una delegación de la Junta de Castilla y León y representantes del Ayuntamiento de Toro.

El contrato de compra se cerró en seis millones de euros y ya se habría firmado un aval del 10 por ciento, lo que daba luz verde a una operación en la que se lleva trabajando más de un año, según explicaba por aquel entonces el viceconsejero de Economía y Competitividad, Carlos Martín Tobalina.

El objetivo de la empresa china CNBM es el de utilizar las instalaciones de la antigua Pevafersa para construir casas prefabricadas, para lo cual se ha asociado con la empresa española BHS dado que ésta tiene una patente mundial para la construcción de este tipo de viviendas mediante paneles.

La empresa Pevafersa, que durante casi tres lustros fue líder en el sector de las placas solares, echó el cierre en el año 2011 al presentar concurso de acreedores cuando contaba con 200 trabajadores en nómina.

No hay comentarios