La feria de San Vitero prescinde por primera vez de la subasta de buches

Tanto vendedores como compradores podrán realizar sus transacciones de forma libre durante el desarrollo de la feria

FuenteDiana Serrano

La exposición monográfica de la raza asnal zamorano-leonesa que se celebra este sábado en San Vitero, cuenta en esta ocasión con un gran cambio, no se celebrará la tradicional subasta de buches. Así lo han asegurado el secreatario de la Asociación Nacional de Criadores de la Raza Asnal, Jesús de Gabriel y el alcalde de la localidad, Rafael Caballero.

Esta feria en torno al mundo del burro zamoranoleones celebra su 21 edición, con la misma intención de todos los años, mantener y poner en valor esta valiosa raza animal y el patrimonio genético que supone. En esta actividad se ofrecen además alternativas que puedan resultar viables para animar a la crianza de estos animales autóctonos.

Como todos los años se ofrecerá una pasarela del asno zamoranoleones, una demostración de adiestramiento y habilidades, y se podrá vender y comprar ejemplares inscritos en el Libro Genealógico y productos relacionados con la raza. Además, se realizará la entrega de premios del Concurso Morfológico Nacional, con galardones al Mejor Garañón, Mejor Burra Adulta, Mejor Burra Joven y Mejor Burra con Rastra.

Aunque la gran novedad este año es la supresión de la subasta de buches. Tanto el secretario de ASZAL como el alcalde de San Vitero han explicado que “a día de hoy este tipo de venta ya carece de sentido“. “Antes esta actividad era una forma de hacer que los alistanos se animaran a criar con sus burras, haciéndoles ver el precio que podían alcanzar”, relata Jesús de Gabriel.

Pero los tiempos han cambiado y estos animales han pasado a “ser parte de la familia y se les da otro trato distinto”. La tenencia de un asno hoy en día es por “motivos ociosos, se tiene como animal de compañía, para un uso más turístico o por la afición al adiestramiento del animal”.

Por ello, este sistema de venta “ya no es efectivo y los números así lo demuestran”. Los datos indican que el número de transacciones de este tipo han bajado, “se ha pasado de hacer entre 70-100 a la mitad“. De hecho, aunque se tienen contabilizadas “unas 600 hembras, solo hay unas 80 crías de asno”, por lo que, “aunque el estado de la raza es muy bueno, la perceptiva del uso de este animal ha cambiado por completo”.

Cabe destacar que, aunque no se hará dicha subasta, si se podrá realizar venta libre. Es decir, quienes quieran adquirir o vender uno de estos ejemplares podrán hacerlo, pero de manera personal y libre.

Los nuevos usos para fomentar el mantenimiento de la raza

Ante esta nueva perspectiva, la asociación está trabajando por fomentar nuevas formas de aprovechamiento de este animal, para fomentar que se siga criando y que la venta de los mismos siga siendo una realidad. Desde ASZAL proponen:

  •  Animal de ocio: Una de las principales cuestiones es el fomento de la afición al adiestramiento de estos animales para continuar con su conservación
  • Ordeño de burras: Para usos cosméticos fundamentalmente
  • Producción de queso: Algunas queserías ya se interesan por este tipo de material para sus quesos
  • Protección de rebaños de vacuno: Los burros hacen una interesante labor como protectores de los rebaños frente al lobo
  • Turismo: El asno siempre ha sido utilizado para romerías, rutas y paseos
  • Sementales: Para el mantenimiento de la especie
  • Terapia asistida: Está probado que estos animales pueden tener beneficios en terapias médicas y psicológicas

No hay comentarios