La directora de La Veguilla atribuye a una “venganza personal” la denuncia del carnicero

"Las falsas acusaciones responden a una venganza personal de este empresario contra mi persona, porque dejé de pedirle carne"

La directora de la Escuela Infantil La Veguilla de Benavente, Carmen María Vázquez, ha salido al paso de las acusaciones de un empresario local, quien denunciaba irregularidades en el centro educativo atribuidas a su máxima responsable.

Vázquez, quien ha comparecido ante los medios arropada por sus compañeras de trabajo, sostiene que “todas las acusaciones vertidas por el responsable de la empresa suministradora Carnicería Infestas son falsas e infundadas, y que se ha actuado siempre dentro de la legalidad”. “Todas las facturas tramitadas con este empresario están fiscalizadas por la Diputación Provincial”, explica.

En relación a las facturas a las que hace referencia de noviembre y diciembre, “todo el mundo sabe que Intervención de la Diputación cierra la contabilidad en diciembre, por lo que los pedidos mayores responden exclusivamente al total de reserva de carne para dar de comer a los niños en le mes de diciembre, y todo se puede comprobar perfectamente”, aclara.

En este sentido, asegura que “las falsas acusaciones responden a una venganza personal de este empresario contra mi persona, porque dejé de pedirle carne”, y emocionada ha explicado que “llevamos 23 años al frente del equipo del centro y hemos prestado un servicio de calidad a los padres y madres que nos han confiado a sus pequeños. Y que gracias a todos y cada uno de los trabajadores de la guardería ha salido adelante, y aquí están hasta nuestro hijos y nietos. Todas las compañeras hemos luchado para que esta guardería funcione, y hemos dado la vida por ella. Y puede haber quien nos critique pero la gran mayoría daría la cara por nosotros”, subraya.

Carmen María Vázquez anuncia que ha puesto ya el asunto en manos de su abogado, “para defender mi honorabilidad, con las actuaciones judiciales que procedan”, y afirma que está conforme con todas las diligencias informativas que ha iniciado la Diputación, “porque ahí se va a comprobar la absoluta legalidad de mi actuación. A partir de ahora serán los tribunales de justicia quienes tengan la última palabra al respecto”.

Finalmente, en su comparecencia pública ha agradecido todo el apoyo recibido por parte de familiares, compañeras y padres de alumnos del centro.

No hay comentarios