Pablo Motos, El Cigala y Raffaella Carrá, protagonistas del Concurso de Parodias de Toro

Los toresanos sacan a la calle sus divertidas propuestas en el Gran Concurso de Parodias, donde no faltaron referencias al propio alcalde de la localidad

La Plaza Mayor de Toro era un hervidero de alegría y cachondeo este mediodía. La ciudad celebraba su Gran Concurso de Parodias, con una asistencia de público masiva y unas propuestas cómicas desternillantes.

Una de las propuestas más animadas era la representación de la antigua discoteca toresana “Galaxia”. En su pista, elaborada para la ocasión, estaban reunidos algunas de las grandes estrellas del pop de todos los tiempos como Rafaella Carrá, King África o Michael Jackson, pasando una noche de fiesta, a la antigua usanza de la noche toresana. Los presentes se lo pasaron en grande, recordando “los achuchones” en los reservados e incluso alguno se animó a pisar la pista de la “Galaxia” con los famosos personajes.

Otra de las propuestas era una clínica de injerto de pelo algo peculiar. Bajo el título de “Operación Turquía” los médicos de esta clínica hacían estallar en risas a los presentes con su mágico crecimiento de pelo.

También hubo lugar para el humor más local con la clínica de preparación al parto “Del Bien”, en alusión al alcalde del municipio que recientemente ha sido padre por segunda vez. Estas peculiares “mamas” obedecían las ordenes de Eufemia “la matrona de moda”, y sentadas en grandes pelotas de goma, realizaban ejercicios de preparación al parto, con muy poca maestría pero provocando las risas de los toresanos. Esta agrupación pedía además colaboración entre los presentes, para ayudar a estas futuras mamas en su tabla de ejercicios.

Pero el cachondeo no ha tenido fin en Toro, y a las puertas del Ayuntamiento de la localidad se encontraba el plató del Hormiguero. Esta agrupación representaba la mítica entrevista entre Pablo Motos y Diego “El Cigala”, con mesa y hormigas incluidas. Hasta el presentador y el cantaor se arrancaron con el tema “Volando voy”, coreado por los presentes que veían el espectáculo.

Y como la imaginación de los toresanos no para, también estaban presentes en este concurso los niños de San Ildefonso, que con hormigoneras a modo de bombo de la lotería, repartieron premios y risas entre el público en un curioso “Sorteo Extaordinario de Carnaval”.

De hecho, hasta los Beatles, con Yoko Ono incluida, estaban en Toro dando “su primer concierto Vermouth” en la localidad. A este insólito concierto acudía prensa y por supuesto las fans, que tenían que ser controladas por el típico policía ingles.

Además del concurso, la calle del Arco del Reloj se mantuvo animada por los pasacalles y charangas, que también disfrazados, pusieron música a esta matinal sesión del domingo de Carnaval.

No hay comentarios