El día que Zamora perdió su columna vertebral ferroviaria

Se cumplen tres años del cierre de la línea de larga distancia Medina del Campo-Zamora, que en 1864 se inauguraba en la provincia, siendo la primera línea férrea de Zamora

FuenteDiana Serrano
Fuente: Grupo Tren Zamora

El domingo 31 de enero de 2016 se despedía a los últimos Alvia que pasaron por la línea convencional Medina del Campo a Zamora. Hoy hace justo tres años desde que se abriera la Línea de Alta Velocidad Olmedo-Zamora, dejando estas vías para uso de mercancías y del tren regional.

Estas míticas vías trajeron por primera vez el ferrocarril a Zamora un 28 de mayo de 1864. La línea comenzaba en la localidad vallisoletana de Medina del Campo, siguiendo por Nava del Rey, Pollos, Castronuño y San Román de la Hornija. Hasta llegar a tierras zamoranas al entrar en Toro, pasar por Monte la Reina, Fresno de la Ribera, Coreses, y finalmente Zamora.

Casi 90 kilómetros de vía, que unían la provincia de Zamora con la línea Valladolid-Madrid, y que nacía con la idea de prolongar, más adelante, el ferrocarril hasta Vigo, como camino directo a Galicia, pasando también por Orense.

Una auténtica revolución en la perla del Duero, que se abría a España, y permitía a los zamoranos trasladarse por la Región, y por el territorio Nacional en este medio de trasporte cómodo y rápido para la época. Puede que para visitar a familiares, hacer transacciones comerciales, y por qué no, soñar con que sus vidas no terminaban en los límites de la provincia.

Localidades como Fresno de la Ribera, Coreses, o incluso Toro, se colocaban en el mapa de la Región, pero hoy la Alta Velocidad es la norma. Y aunque varias plataformas luchan incansablemente por la reapertura y reaprovechamiento de estas líneas en su formato de larga distancia, para que estas localidades recuperen su conexión directa por tren con Madrid, Valladolid o Galicia, la triste realidad es que, esas estaciones, han quedado como “musas” de la fotografía, y para el uso del lento tren regional.

No hay comentarios