Pilar Álvarez le quita importancia a haber sido la primera presidenta

La primera mujer presidenta de la Diputación de Zamora, Pilar Álvarez guarda un "recuerdo entrañable de los años en la Diputación, salvo en contadas ocasiones que no hace falta reseñar, porque éramos un grupo bastante unido, que 15 años después mantenemos la amistad"

La Diputación de Zamora celebraba hoy los actos de conmemoración por los 40 años de la Constitución Española, en los que la institución provincial ha vivido diez mandatos trabajando por el desarrollo de la provincia.

El evento contaba con la presencia de algunos de los miembros más ilustres de la corporación, que han querido ser parte del homenaje a todos los miembros de la entidad local, y tener un recuerdo por todos aquellos que ya no están entre nosotros.

La primera mujer presidenta de la Diputación de Zamora, Pilar Álvarez le quitó importancia al título de ser la primera mujer en llegar al más alto cargo de la entidad provincial, para ella “solo pasé de dar servicio a la sociedad de una forma, para hacerlo de otra distinta”. Álvarez guarda un “recuerdo entrañable de los años en la Diputación, salvo en contadas ocasiones que no hace falta reseñar, porque éramos un grupo bastante unido, que 15 años después mantenemos la amistad”.

Todos los miembros de la comitiva quisieron también tener un recuerdo y un momento de apoyo para el político Emilio Petisco, actualmente muy enfermo, del que Pilar Álvarez recordaba que “durante una encerrona de los alcaldes en la Diputación, le pedí a Emilio que los sacara de allí porque yo no iba a ceder, y este me contestó que haría lo que le diera la gana, y tras una noche sin calefacción los alcaldes finalizaron la protesta”.

No hay comentarios