Las reacciones a los 40 años en democracia de la Diputación

Varios de los expresidentes de la Diputación coinciden en el cariño con el que recuerdan su paso por la entidad provincial

La Diputación de Zamora celebraba hoy los actos de conmemoración por los 40 años de la Constitución Española, en los que la institución provincial ha vivido diez mandatos trabajando por el desarrollo de la provincia.

El evento contaba con la presencia de algunos de los miembros más ilustres de la corporación, que han querido ser parte del homenaje a todos los miembros de la entidad local, y tener un recuerdo por todos aquellos que ya no están entre nosotros.

La actual presidenta de la Diputación, Mayte Martín Pozo ha explicado los motivos de este día: “Se llegó a un acuerdo entre todos los grupos políticos en el pasado pleno, para hacer un acto de conmemoración de los 40 años de la Diputación dentro de la Constitución Española, con el correspondiente homenaje a los antiguos miembros de la corporación que hubieran ostentado su cargo dentro de este marco democrático y el recuerdo para los compañeros que ya no están con nosotros”. La presidenta añadía que celebrar el evento en el Antiguo Palacio Provincial “le daba la solemnidad que merece este acto”.

El primer presidente en democracia de la Diputación de Zamora, José Miguel López Martínez echaba la vista atrás 40 años para recordar que esa nueva etapa democrática “se vivió con mucha ilusión, se tenían muchas ganas de hacer cosas distintas, aunque casi hay que tirar de hemeroteca para acordarse”. Sobre el entonces novedoso panorama político explicaba que “había una organización nueva, con muchos representantes desconocidos hasta el momento, y por lo tanto había tensiones entre los partidos, y aunque a mi me hicieron dos expedientes disciplinarios, eso forma parte de la vida política”.

El ex-presidente de la Diputación con Alianza Popular Luis Cid Fontán recordaba su época al frente de la corporación provincial con “mucho cariño y mucho gusto, fue algo que deseaba porque para mi las Diputaciones son esenciales hace muchos años y ahora”.

La primera mujer presidenta de la Diputación de Zamora, Pilar Álvarez le quitó importancia al título de ser la primera mujer en llegar al más alto cargo de la entidad provincial, para ella “solo pasé de dar servicio a la sociedad de una forma, para hacerlo de otra distinta”. Álvarez guarda un “recuerdo entrañable de los años en la Diputación, salvo en contadas ocasiones que no hace falta reseñar, porque éramos un grupo bastante unido, que 15 años después mantenemos la amistad”.

El último expresidente de la Diputación, Fernando Martínez-Maillo consideraba sobre la Diputación que “la vida municipal es la más importante, porque te conecta con la gente”. Maillo de la importancia al bagaje de haber pasado por la Diputación, ya que “ahora desde el Congreso se detecta quién procede de la política municipal, porque te enseña a desenvolverte en multitud de asuntos, te da rodaje y experiencia”. El expresidente explicaba que una de las mayores enseñanzas que te deja la Diputación es la de “aprender a acordar con otros grupos, porque te das cuenta de que no siempre se tiene la razón y hay que saber ceder”. Maillo ponía en valor también a la figura de los alcaldes, “a los que hay que escuchar para conocer la situación de la provincia”, y recordaba que “muchas veces la vida en los despachos no servía para gran mucho, había que pisar el barro para logar cosas, y que la población te encontrara por la calle y te reclamara”.

Todos los miembros de la comitiva quisieron también tener un recuerdo y un momento de apoyo para el político Emilio Petisco, actualmente muy enfermo, del que Pilar Álvarez recordaba que “durante una encerrona de los alcaldes en la Diputación, le pedí a Emilio que los sacara de allí porque yo no iba a ceder, y este me contestó que haría lo que le diera la gana, y tras una noche sin calefacción los alcaldes finalizaron la protesta”.

No hay comentarios