La Diputación de Zamora, la mejor escuela para la vida política

El último expresidente de la Diputación, Fernando Martínez-Maillo recordaba que "muchas veces la vida en los despachos no servía para gran cosa, había que pisar el barro para logar cosas, y que la población te encontrara por la calle y te reclamara asuntos de la vida de la provincia"

La Diputación de Zamora celebraba hoy los actos de conmemoración por los 40 años de la Constitución Española, en los que la institución provincial ha vivido diez mandatos trabajando por el desarrollo de la provincia.

El evento contaba con la presencia de algunos de los miembros más ilustres de la corporación, que han querido ser parte del homenaje a todos los miembros de la entidad local, y tener un recuerdo por todos aquellos que ya no están entre nosotros, y que contribuyeron al crecimiento del medio rural a través de la institución.

El último expresidente de la Diputación, Fernando Martínez-Maillo consideraba sobre la Diputación que “la vida municipal es la más importante, porque te conecta con la gente”.

Maillo de la importancia al bagaje de haber pasado por la Diputación, ya que “ahora desde el Congreso se detecta quién procede de la política municipal, porque te enseña a desenvolverte en multitud de asuntos, te da rodaje y experiencia”.

El expresidente explicaba que una de las mayores enseñanzas que te deja la Diputación es la de “aprender a acordar con otros grupos, porque te das cuenta de que no siempre se tiene la razón y hay que saber ceder”.

Maillo ponía en valor también a la figura de los alcaldes, “a los que hay que escuchar para conocer la situación de la provincia”, y recordaba que “muchas veces la vida en los despachos no servía para gran cosa, había que pisar el barro para logar cosas, y que la población te encontrara por la calle y te reclamara asuntos de la vida de la provincia”.

No hay comentarios