La huelga de veterinarios y farmacéuticos paraliza mataderos y laboratorios

Los manifestantes ven "un grave error" incorporar sanitarios al medio rural "que no conocen las explotaciones y la idiosincrasia de cada zona", porque eso puede "afectar" a la prevención sanitaria y a la calidad de los productos.

Diana Serrano

Los sindicatos de veterinarios y farmacéuticos se han concentrado hoy a las puertas de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora se han concentrado esta mañana durante la huelga convocada por los sanitarios a nivel regional.

Esta protesta ha parado gran parte del sector sanitario, agrícola y ganadero de la provincia en el día de hoy. El Secretario general de USCAL, Manuel Martínez Domínguez ha explicado durante la manifestación que el número de sanitarios que han secundado la huelga “ronda el 50%” y en los miembros de la Consejería de Agricultura el seguimiento ha sido “de casi el 70%”.

Estos datos se han traducido en que en unidades veterinarias como las de Puebla de Sanabria, Tábara, Manganeses o Bermillo de Sayago “se hayan realizado solo los servicios mínimos”, que el Secretario ha calificado además como “abusivos”. Por ejemplo, en Tábara, “había 11 ganaderos a la espera de que les hicieran las guías de su ganado”

Esta reivindicación también ha afectado algunos de los principales mataderos de la provincia. En el caso de Fuentesaúco, su producción “se ha visto reducida al 50%”, y en el de Coreses “solo se ha hecho una hora de matanza y se ha echado el cierre”.

Objetivos de la protesta

Los sindicatos están en pie de guerra por “el daño que nos hacen relaciones de puestos de trabajo de personal funcionario, veterinario y médico llevadas a cabo por la Junta”, explican desde USCAL. Desde las organizaciones revindican que “sea el concurso de oposición lo que predomine sobre una oposición libre, donde sumen los años de experiencia”, ya que el personal sanitario de la provincia “tiene una media de edad de entre 40 y 60 años, que continúa siendo interina, pese a ser los mayores conocedores del medio y los pueblos, y que son los que trabajan a diario en las zonas básicas”.

Los manifestantes ven “un grave error” incorporar sanitarios al medio rural “que no conocen las explotaciones y la idiosincrasia de cada zona”, porque eso puede “afectar” a la prevención sanitaria y a la calidad de los productos.

Además, el Presidente de USCAL, Juan Carlos Alonso ha denunciado que la firma de la Declaración Veterinaria Responsable, que permite la exportación de productos de origen animal destinados al consumo humano, se está haciendo “de forma muy indigna”. “Si los veterinarios no firman este documento la empresa puede despedirlos, y esto nos mantiene en la cuerda floja, desamparados por la Consejería de Sanidad y de Agricultura”, explica Alonso.

No hay comentarios