Emocionante y disputado Concurso Nacional de Cortes Ciudad de Toro

El primer premio se lo llevó Cristian Moras, de Medina del Campo, en una disputada final y ante un gran encierro de José Luis Pereda

loading...

Toro sigue de fiesta. Desde que comenzaron a desarrollarse las actividades programadas, ni un solo respiro para el descanso. Verbenas, conciertos, teatro, competiciones, fiestas colectivas… y toros. Porque la fiesta de Toro también es, y de manera destacada, toros. Festejos para todos los gustos y colores. Así, en la tarde de este jueves llegó el turno al Concurso Nacional de Cortes Ciudad de Toro 2018, con premios muy bien dotados y, lo principal, la bonita plaza de toros toresana rozando el lleno y, en el ruedo, un encierro muy bien presentado y con algunos novillos muy buenos, como el primero y el cuarto, de José Luis Pereda. Y para no faltar de nada, pues que Josué Bermejo hacía de speaker y animaba como solo él sabe y contando con la colaboración de sus paisanos.

Dieciséis de los mejores especialistas del momento en el corte, el quiebro y los saltos se dieron cita en Toro. Sería enorme mencionar a todos, pero sí a los cinco que consiguieron llegar a la final. Dani Alonso de Vezdemarbán (Zamora), Cristian Moras de Medina del Campo (Valladolid), Pablo Martín ‘Guindi’ de Pedraja de Portillo (Valladolid), Roberto Vidal de Villavicencio de los Caballeros (Valladolid) y el segundo mejor Adrián Lambas de Medina del Campo (Valladolid). Conviene hacer un inciso, de total compañerismo, que Roberto Vidal cedió su pase a la final al toresano Santy Conde -repuesto después de un percance-.

Antes de llegar a ese momento cumbre de finalistas, en el bonito coso toresano se pudieron disfrutar momentos de gran emoción, tensión y espectaculares con quiebros, cortes y saltos que levantaron a los aficionados de sus asientos. Pero solo podían pasar cinco. Y esos cinco pelearon por el primer puesto ante, posiblemente, el peor novillo/toro de la tarde -aunque su presentación fue exquisita-, pero tenía peligro y no daba el juego necesario.

Con este ejemplar quedó como triunfador Cristian Moras de Medina del Campo, que se llevó los 1.200 euros del primer premio; en segundo lugar, Dany Alonso de Vezdemarbán, obteniendo 600 euros, y en tercer lugar Santy Conde de Toro que hizo recoger el premio a Roberto Vidal de Villavicencio de los Caballeros, y una dotación de 400 euros.

Este fue el resultado técnico del concurso. Un acierto más de la Corporación que preside Tomás del Bien de marcar espectáculos para todos y asequibles para todos. El resultado está ahí, en una plaza de toros casi llena y la gran cantidad de aficionados llegados de fuera. Fue el caso de los amigos Cosme Cosme -metido de lleno en estos asuntos de organización de espectáculos de cortes- y Albert Tiki, cortados ya de afición, ambos de Alba de Tormes, que vivían el espectáculo con emoción, si uno en el callejón, el otro en el tendido de Lagartijo -natural de Córdoba donde le pusieron el mote de lagartijo, por su estatura y su carácter vivaz. Solo referir a modo de anécdota que en 1868 tiene los primeros duelos con Frascuelo, enfrentándose en valentía, que les llevaba desde tumbarse delante de un toro, hasta ser reprendidos por la presidencia por su temeraria actitud-, donde disfrutaba con los de Guarrate.

De por medio Tomás del Bien, el alcalde, siempre asistiendo como uno más del pueblo a los festejos programados, pero atento a todas las circunstancias. Por cierto, «muy satisfecho por el desarrollo de las fiestas siendo, posiblemente, unas de las mejores y más concurridas de Toro».

Y a tenor de gustos en esto del toro, recordemos que, cuando se discutía por los aficionados la calidad torera de Guerrita y Espartero, se le ocurrió decir a Lagartijo el Grande sencillamente esta sentencia: «Hay que desengañarse: en esto del toreo, unos saben lo que hacen y otros hacen lo que saben». Ya dijo bastante, cachis!

FOTOS JOSE JAVIER JUANES

No hay comentarios