Cautela y precaución ante la posible llegada de Jaramasa a Tábara

La Asociación de Pueblos Unidos se mantiene "alerta y con los ojos abiertos" porque no quieren que el proyecto se quede en las macrogranjas y piden que se construya todo a la vez

Toda historia tiene varias versiones y los 120 puestos que la planta de combustión de biomasa de Jaramasa Bioenergía podría ofrecer a Tábara si se llegase a construir, también. Por ello, la Asociación de Pueblos Unidos de Tábara conoce el proyecto y estuvo presente en la exposición a los dueños de las parcelas que la empresa necesita adquirir, reunión tras la cual la asociación mantiene una postura de cautela.

«Nos genera cierta desconfianza» nos cuentan «porque nuestro temor es que, ahora que están proliferando las construcciones de ganadería industrial, que es contra lo que nosotros luchamos, este proyecto sea un modo de encubrir una nueva nave de este tipo de actividad. Por eso, pedimos que se construya todo a la vez, las naves de porcino y el invernadero de orquídeas. Eso sería garantía de la fiabilidad de proyecto».

En la creación de la tecnología que se emplea en el proyecto, participan universidades como la Carlos lll de Madrid y la Jorge Tadeo Lozano de Bogotá Colombia, con la asesoría de la Universidad de Huelva y el Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas. Se trata de una propuesta pionera pues no existen precedentes de este tipo de actividad en toda España, algo que tampoco parece jugar a favor de Jaramasa Bioenergía al no poder comprobar los resultados del proyecto en otros lugares. «Estamos a favor de la creación de puestos de trabajo y sobre todo en Tábara, porque estamos dejados de la mano de Dios,» comentan desde la asociación «pero nosotros luchamos contra la ganadería industrial. No obstante, aún faltan muchos datos y fases por lo que nuestra postura no es contraria al proyecto sino expectante y de cautela».

NOTICIAS RELACIONADAS

La llegada de esta empresa podría generar 120 puestos de trabajo

No hay comentarios