El PSOE Zamora destaca la importancia de devolver al Congreso protagonismo

Mar Rominguera y José Fernández consideran que el Gobierno es optimista respecto a la posibilidad de alcanzar un acuerdo para la aprobación de la senda de estabilidad

Los parlamentarios nacionales del PSOE de Zamora, la diputada Mar Rominguera y el senador José Fernández, han destacado la importancia de la iniciativa del Gobierno para devolver al Congreso de los diputados el protagonismo en la aprobación de la senda de estabilidad propuesta por el Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez.

Así lo han destacado Mar Rominguera y José Fernández quienes señalan que “el Gobierno es optimista respecto a la posibilidad de alcanzar un acuerdo para aprobar la senda de estabilidad. Vamos a sentarnos con todos. Este gobierno va a gobernar con el Parlamento, no contra él”.

Para los parlamentarios zamoranos “es importante recordar que el objetivo de déficit para 2019 pasa del 1’3 al 1’8%. Cinco décimas. Hablamos de 5.000 millones de € más para financiar servicios básicos como la Sanidad, las pensiones o la Dependencia, que tendrían una repercusión especialmente importante en Zamora y en Castilla y León. Los grandes damnificados por los recortes indiscriminados del Partido Popular”.

El Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, junto con Unidos Podemos, ERC y los diputados de Compromís, registró ayer Viernes una proposición de ley para modificar la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria. El objetivo de esta reforma es devolver al Congreso su protagonismo en la aprobación de la senda de estabilidad presupuestaria y acabar con una anomalía que impuso en 2012 la mayoría absoluta del PP en contra del criterio del Consejo de Estado: la capacidad de veto del Senado.

Rominguera y Fernández añaden que “como se destaca en la exposición de motivos de la iniciativa, con esta reforma se volverá al espíritu de la norma de 2007 y se restituye la normalidad en el procedimiento legislativo que establece la Constitución española: como sucede con el resto de iniciativas, los objetivos de estabilidad presupuestaria se votarán primero en el Congreso, después pasarán al Senado y, si la Cámara Alta los veta, regresarán a la Cámara Baja para debatir su aprobación definitiva, tal como ocurre, por ejemplo, con los Presupuestos Generales del Estado.

“El PP ha manifestado que se opondrá a esta reforma porque mantener la regulación que aprobó en 2012 prácticamente en solitario le permitiría vetar la senda de estabilidad en el Senado e imponer su criterio sobre la mayoría del Congreso de los Diputados. Es decir, que con poco más del 30% de los votos, el PP podría bloquear las decisiones de la mayoría de representantes de las ciudadanía española en el Congreso, e impedir que se aprueben unos presupuestos que reviertan recortes aplicados en los últimos seis años” denuncian los parlamentarios zamoranos.

Los grupos firmantes plantean que esta proposición de ley para acabar con esta anomalía legislativa se tramite por el procedimiento de urgencia y en lectura única, para dar la mayor celeridad posible a su aprobación y, con ella, a la vuelta a la normalidad. Estos grupos cuentan ya con el apoyo explícito de la mayoría de diputados y diputadas del Congreso.

Mar Rominguera y José Fernández concluyen afirmando que “el PP “no debió nunca” modificar la ley, y que “tal vez lo hizo porque le convenía de manera partidaria, alterando las propias previsiones constitucionales de la preeminencia del Congreso sobre el Senado”. Tan pronto como se apruebe esa reforma el Gobierno llevará la senda de déficit a las Cortes Generales.

No hay comentarios