¿De dónde sale la espuma del Lago de Sanabria?

El Aula de Estudio del Lago de Sanabria publica estos días la explicación científica de un fenómeno "hasta ahora poco habitual en Sanabria"

El Aula de Estudio del Lago de Sanabria publica estos días la explicación científica de un fenómeno “hasta ahora poco habitual en Sanabria”, pero muy conocido o frecuente en otros lagos y ríos naturales de todo el mundo, denominado formación de espumas endógenas, y demuestra cómo su origen resulta de una compleja combinación de factores naturales y biogénicos, y no está basado en la presencia de vertidos urbanos sin depurar.

Según relata el AELS, el origen de esta espuma, con un cierto olor a pescado y no jabonoso, es natural y se compone principalmente de compuestos orgánicos (ácidos húmicos, lípidos, proteínas, etc…) producto de la descomposición de materia vegetal o exudados de organismos acuáticos (generalmente fitoplancton). Estos compuestos orgánicos naturales tienen propiedades tensoactivas (“surfactantes”) similares a los jabones, y al batirse el agua por el oleaje en días de fuerte viento, se generan estas espumas que se acumulan en forma de bandas en las zonas abiertas o a lo largo de la costa.

Más allá de la espectacularidad de las fotos, una primera valoración precipitada del fenómeno podría generar un cierto nivel de alerta ante la posibilidad de que dichas espumas se deban a la presencia de un vertido puntual.

espuma lago sanabria 2

A continuación, reproducimos parte del estudio realizado por el Aula:

¿ Cuál es su origen ?

Efectivamente, la formación de estas bandas de espumas, muy llamativas por su aspecto y grandes dimensiones, no es exclusiva de este lago. Se conoce el mecanismo de su formación en lagos, ríos y océanos desde hace décadas (Stommel, 1951; Schilling y Zessner, 2011). La materia orgánica presente en los lagos que forma parte de las algas u otro tipo de vegetación acuática, al descomponerse libera diversos compuestos al agua con propiedades “surfactantes” (proteínas, lípidos, azúcares,…), siendo los ácidos lipídicos los principales protagonistas de este fenómeno. En ocasiones, estas sustancias las forman ácidos orgánicos que provienen de la descomposición de material vegetal de zonas boscosas, humedales o turberas existentes en las cuencas de los lagos, y suelen tener un color más pardo.

Al igual que los lípidos o aceites usados en la fabricación del jabón, estas sustancias que flotan al pesar menos que el agua, cambian la tensión superficial de la misma, y al batirse la superficie con el oleaje producido por el viento se forman burbujas originando estas espumas de aspecto jabonoso. Cuando el viento sopla fuerte en una dirección durante bastante tiempo se crean unas celdas de circulación del agua superficial (“células de circulación de Langmuir”) en bandas paralelas y perpendiculares a la dirección del viento. A veces de manera ramificada formando líneas blancas sobre la superficie del agua en forma de “Y”.

Estos compuestos orgánicos van generando espuma que se acumula en el punto donde se hunde el agua formando esas bandas más o menos equidistantes y perpendiculares al oleaje. Al cambiar de dirección el viento o calmarse, las bandas de espumas se arrastran hacia las orillas pudiendo acumularse con varios decímetros de espesor.

Esta segunda galería fotográfica fue tomada el mismo día 5 de junio de 2017, y en este caso a la hora de puesta del sol. En esos momentos las masas blancuzcas ya se habían dispersado y sin embargo se comenzaban a formar otros tipos de bandas de espuma (“streaks foam” en terminología anglosajona). En este caso muy lineales y estrechos a lo largo del eje mayor del lago; casi paralelas a la costa sur hacia donde el viento en superficie las arrastra.

¿ Por qué este año se han formado espumas endógenas en el lago de Sanabria y en otros ecosistemas de Sierra Segundera ?

La formación de estas espumas en las orillas durante los días de fuerte viento no es un suceso reciente, sino que se conoce desde hace décadas en otras muchas lagunas y arroyos de todo el complejo lacustre de Sierra Segundera. En la actualidad su aparición parace más recurrente.

Sirva como ejemplo esta galería de fotos tomadas en los veranos de 2016 y 2017 en varias lagunas y embalses de la Sierra de que la formación natural de espumas es un suceso habitual y de que la hipótesis de su origen en vertidos urbanos sin depurar no es suficiente para explicar su formación.

No hay comentarios

Dejar respuesta