Las fuentes de los Tres Árboles recobran el funcionamiento

Tras un proceso de reparación e impermeabilización

FuenteRedacción
loading...

Las fuentes ornamentales ubicadas en las inmediaciones del merendero de los Tres Arboles han recobrado el normal funcionamiento y vuelven a refrescar el ambiente en una zona muy frecuentada en esta época por los ciudadanos, tras el proceso de renovación que ha llevado a cabo la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zamora.

Con el transcurso del tiempo el estanque existente en la zona ajardinada y la pequeña cascada de piedra ubicada en el lateral sufrían problemas de impermeabilización a causa tanto de las heladas invernales como por la acción de las raíces de los arboles próximos sobre las tuberías de abastecimiento y vaciado, lo que originaba una pérdida de agua constante que a su vez provocaba la avería en la maquinaria impulsora al actuar frecuentemente las bombas sin agua en su interior.

Ante esta situación y como quiera que las fuentes son de gran necesidad debido a la demanda de los paseantes y de los usuarios del merendero situado en las inmediaciones y para contribuir a mitigar las altas temperaturas que se alcanzan en esta época de estío, desde el servicio de Parques y Jardines se ha acometido un proyecto de reparación y adecuación de ambos surtidores que ha incluido una impermeabilización de los vasos, la reposición de la maquinaria y la renovación de las acometidas.

La impermeabilización se ha desarrollado con poliurea de color marrón claro fabricada «in situ» en los vasos de la fuente y de la cascada, de tal forma que se crea una membrana impermeable continua, sin juntas de soldadura ni solapes. También se ha procedido a la reposición íntegra de los impulsores y llenados ya que algunas de las bombas estaban literalmente «quemadas», con nuevos equipos capaces de proporcionar un caudal de hasta 55 m3/h, con sus correspondientes cuadros eléctricos y automatismos de control y funcionamiento, y un impulsor de elevación del chorro central del estanque provisto de un sistema de paro automático por excesiva velocidad del viento para evitar el encharcamiento de los paseos laterales. Y se han repuesto las tuberías de suministro y evacuación dañadas, saneando también la zona de las raíces que las deterioraban: todo ello con un coste que ha superado los 40.000 euros.

Tanto el estanque del chorro central como el de la cascada se encuentran de nuevo en pleno funcionamiento dando frescor y vistosidad a una de las zonas más concurridas por las familias, paseantes y ciclistas durante esta época de verano.

No hay comentarios

Dejar respuesta