VOX Zamora: «Siguiendo el razonamiento absurdo de Guarido podríamos decir que casi dobló su sueldo»

Tras el cruce de declaraciones por los sueldos entre el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, y el nuevo presidente de la Diputación, Francisco Requejo, desde VOX Zamora han querido analizar la situación «desde la barrera».
Desde VOX son partidarios de que el sueldo, el que sea, «hay que merecérselo y el señor Guarido quizás cumpla esa premisa. El señor Requejo debe demostrarlo y desde este momento tiene nuestro voto de confianza, que puede perder en cualquier momento».
No obstante critican a Guarido porque «en un ejercicio de demagogia, al llegar al poder hace cuatro años, redujo el sueldo del alcalde en un 50%».
VOX Zamora destaca que tradicionalmente el jefe de la casa de las panaderas cobraba una peseta más que el funcionario mejor pagado (a día de hoy podría hablarse de un céntimo o un euro más). «Diferencia que es más que justa, siempre y cuando el alcalde se lo gane, ya que la responsabilidad de todo lo que pase ahí es suya».
Guarido consideró que debía bajarse el sueldo y así lo hizo, pero no renunció al sueldo de su mujer como portavoz del grupo de IU en la Diputación, «cosa absolutamente lógica, ni lo redujo, aduciendo a que cobraba lo mismo que como maestra de la Escuela de Adultos», explican.
Por ello, desde VOX, siguiendo este razonamiento «completamente absurdo», ya que no son puestos equivalentes, «sería como decir que el señor Guarido debería cobrar lo mismo que en su anterior puesto de bedel del instituto Claudio Moyano».
De hecho, «y siguiendo con el mismo razonamiento absurdo, podríamos decir que el señor Guarido casi dobló su sueldo al acceder a la alcaldía de la ciudad».

No hay comentarios