El programa de ayuda alimentaria 2019 distribuirá en Zamora más de 53.526 kilos

El Gobierno entregará en Zamora al Banco de Alimentos y a Cruz Roja 4.000 kilos más de víveres que el año pasado, valorados en 46.229 euros

FuenteRedacción

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco García, ha destacado esta mañana el firme compromiso del Gobierno central con los zamoranos más vulnerables que se ejemplifica a través del Plan de Ayuda Alimentaria, que destinará en la primera fase de este año 4.000 kilos más de víveres, al pasar de 49.000 a 53.000, con un valor de 46.229 euros, que van a llegar a cerca de 2.500 beneficiarios. Este incremento es el reflejo de la subida del presupuesto de España para este programa, que crece en 15 millones de euros y evoluciona de 85 millones a 100 millones de euros para 2019.

El subdelegado del Gobierno ha subrayado que “la atención que se presta a través de esta iniciativa es esencial para preservar la salud de los más necesitados, combatir la pobreza y favorecer el impulso de la cohesión social de Zamora”.

Ángel Blanco ha realizado estas declaraciones tras la reunión de la Comisión Provincial de Seguimiento del Programa de Ayuda Alimentaria, que se ha celebrado esta mañana en la Subdelegación del Gobierno, con el objetivo de dar cuenta del desarrollo de las actuaciones del ejercicio 2018 y analizar las novedades para el Plan de 2019. A la reunión también habían sido convocados representantes del Gobierno de Castilla y León, de la Diputación y de los ayuntamientos de Zamora, Benavente y Toro, así como los presidentes de Cruz Roja Española y Banco de Alimentos y dos representantes de las 28 organizaciones asociadas de reparto autorizadas en la provincia.

Balance de 2018

En el transcurso de la reunión de la Comisión Provincial se ha dado cuenta del reparto de alimentos del programa de 2018, que ha destinado en ese ejercicio 182.526 kilogramos de alimentos a la provincia, valorados en casi 149.000 euros. Estos víveres pasan primero por la Cruz Roja y el Banco de Alimentos, las dos organizaciones asociadas de distribución (OAD) y a través de 28 organizaciones asociadas de reparto (OAR) llegaron a unos 2.600 beneficiarios de la provincia en situación de necesidad.

Los alimentos básicos

La compra de los alimentos está cofinanciada por el Fondo de Ayuda Europea para las personas más desfavorecidas (FEAD), en un 85 % y con un 15 % de aportación nacional, a través del Gobierno central, y es el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), del Ministerio de Agricultura, quien tiene encomendadas, entre otras actuaciones, la compra y distribución de los alimentos seleccionados.

En esta ocasión se suministran alimentos de calidad y de primera necesidad como son: arroz blanco, macedonia de verduras en conserva, leche entera UHT, aceite de oliva, conservas de atún y de sardina, pasta alimenticia, tomate frito en conserva, galletas, carne en conserva, fruta en conserva en almíbar ligero, tarritos infantiles de fruta y de pollo y garbanzos cocidos, entre otros. Los alimentos adquiridos son de carácter básico, poco perecederos, de fácil transporte y almacenamiento.

Para este 2019, pues, ha habido una importante revisión de la cesta de alimentos respecto a años anteriores. Por ejemplo, según se informó hoy en la Comisión Provincial de Seguimiento, se incluyen entre las nuevas provisiones las conservas de carne y de sardina (se mantiene las de atún), se incorporan la macedonia de verduras, las peras en almíbar o los coctel de frutas, que vienen a sustituir a otros alimentos de la cesta que era tradicional.

Cerca de 2.500 beneficiarios

Los 53.056 kilogramos de alimentos de esta primera fase de 2019 están valorados en 46.229 euros y llegarán a unos 2.500 beneficiarios finales. Cruz Roja de Zamora y la Federación del Banco de Alimentos distribuirán 26.528 kilos cada una, que atenderán a 1.166 y 1.317 beneficiarios finales, según una primera estimación, siempre sujeta a eventuales variaciones.

El subdelegado Ángel Blanco ha asegurado que “las medidas adoptadas dentro de este programa para llevar los alimentos a las personas realmente necesitadas han sido muy efectivas” y que, en este sentido, la constitución de la Comisión Provincial de Seguimiento a primeros de año ha permitido perfeccionar aún más las medidas de control, con participación de los Servicios Sociales de las distintas entidades públicas.

Eso no obsta, dijo, para reconocer el riguroso trabajo que vienen desarrollando en torno a este programa Cruz Roja y el Banco de Alimentos, así como las entidades benéficas autorizadas como organizaciones asociadas de reparto, que no tienen el más mínimo ánimo de lucro, son apolíticas y realizan una labor social encomiable al recuperar los excedentes alimenticios de nuestra sociedad y ayudar a redistribuirlos entre las personas más necesitadas evitando su despilfarro.

No hay comentarios