Zamora acogerá un congreso internacional de medicina espiritual tibetana

Del del 21 al 23 de junio. Por primera vez el congreso, que reúne a médicos, terapeutas y expertos espirituales de distintos países, se celebra fuera de Madrid

Zamora acogerá el XXVIII Congreso Internacional de Medicina Espiritual Tibetana, promovido por la Fundación Lama Gangchen para la Paz en el Mundo, que se celebrará entre el 21 y el 23 de junio y ha sido presentado hoy en el Ayuntamiento por el concejal de Turismo, Christoph Strieder, la secretaria de la Fundación Lama Gangchen, Carmen Carrillo, y el presidente de la Asociación Ciencia de Paz, Eduardo González.

Durante más de 25 años este congreso ha venido desarrollándose todos los años en Madrid con la asistencia de profesionales médicos de distintas categorías y nacionalidades, y personalidades de diversos organismo de Naciones Unidas, junto con representantes del Budismo tibetano, sacerdotes cristianos y otras confesiones religiosas; y ahora llega a Zamora a raíz de la propuesta formulada por el representante de la Asociación Ciencia de Paz y un grupo de zamoranos, con el propósito de expandir su actividad a otros lugares, una propuesta que fue bien recibida por el propio lama Gangchen, quien también acudirá al congreso que se desarrollará en el teatro Ramos Carrión.

Según informó el concejal Strieder, participarán en el congreso médicos y profesinales españoles y de distintos países como Suiza, Holanda, Brasil, Venezuela, Inglaterra, quienes aportarán sus experiencias y conocimientos sobre la búsqueda de cambios en las personas basados en la individualidad de cada uno para la mejora de la sociedad en general siguiendo el ejemplo del propio lama Gangchen, quien en la introducción a este congreso asegura que “en la sociedad tenemos muy cuidado el desarrollo de lo externo, pero debemos cuidar lo interno; y esta medicina busca alejar a las personas de la violencia gestual, hablada…a través del cuidado de los cinco sentidos. Se deben cambiar los pensamientos, buscando que sean positivos, pues la negatividad destruye la salud y la familia, es una actitud interior”.

La secretaria de la Fundación Lama Gangchen, institución que fue reconocida por Naciones Unidas como ONG en 1997, asegura que todos los médicos y terapeutas participantes son “profesionales titulados y cualificados, que hablan de su experiencia personal al aplicar las teorías y las enseñanzas de la medicina espiritual tibetana en los procesos de autocuración”. Carmen Carrillo especifica que no se trata de un método alternativo a la medicina, sino que es “una medicina espiritual en la que la mente de cada uno de nosotros actúa como curación; que nos enseña que hay que aceptar las cosas y evitar que nos generen sufrimiento, y que nuestra propia actitud pacífica ante situaciones adversas genera un ambiente de paz a nuestro alrededor”.

Por su parte el presidente de la Asociación Ciencia de Paz, que ha sido el principal impulsor del congreso en Zamora, considera que hay un enfoque espiritual, pero también un enfoque científico a la hora de abordar las soluciones a las distintas situaciones. Y en ese sentido el congreso tendrá una doble vertiente, por un lado el diálogo interreligioso y por otro lado una proyección científica, “pero con una mente muy abierta”.

No hay comentarios