Zamora recupera 500.000€ de Hacienda y cierra el ‘caso de los conejos de Valorio’

loading...

Casi veinte años después, el polémico caso de los ‘conejos de Valorio’ toca a su fin, después de la última sentencia judicial que pone punto y final a una historia de denuncias, irregularidades y expedientes caducados que, felizmente, se salda con balance positivo para el Ayuntamiento de Zamora.

Esta mañana el alcalde, Francisco Guarido, ha dado a conocer la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que da la razón a la reclamación presentada por el actual equipo de gobierno por importen de alrededor de 500.000 euros, con el que previsiblemente podrán realizarse obras medioambientales o de accesibilidad para la ciudad en el próximo mandato.

Cronología

El asunto, ya antiguo, se remonta a los años 2000-2006, cuando el Ayuntamiento de la ciudad, gobernando por Antonio Vázquez, se acoge a un programa de subvenciones de Fondos Feder para 3 proyectos: la recuperación integral del bosque de Valorio y otros dos complementarios, la recuperación de las laderas de la calle Villalpando y actuaciones medioambientales en el barrio de Carrascal. Paradógicamente, el concejal de IU, por aquel entonces en la oposición -en solitario- denunció ante la OLAF, Oficina Europea de Lucha contra el Fraude, graves irregularidades en el proyecto estrella, el de Valorio, por el cual el Ayuntamiento había ingresado más de 1,2 millones de euros. El entonces concejal de medioambiente, Feliciano Fernández, culpaba a los conejos de haberse comido los árboles plantados que no aparecían por ninguna parte, dando lugar así a uno de los capítulos más grotescos de la historia del Ayuntamiento de Zamora.

La justicia condenaba a la ciudad a devolver la cuantía millonaria. El Ministerio de Hacienda, mientras, ‘compensaba’ la cantidad pendiente para los dos proyectos complementarios, 383.828, del 1,2 millones de euros a devolver, con lo que la deuda quedaba fijada en unos 800.000 euros. El Ayuntamiento de Zamora, sin embargo, pleiteaba para evitar devolver la suma. A finales de 2014, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid declaraba caducado el expediente de reintegro contra el consistorio zamorano, sentencia que dio a conocer a finales del mandato de Rosa Valdeón el propio Feliciano Ferrero.

Posteriormente, y ya como alcalde Francisco Guarido, decide reclamar la suma pendiente de 383.828 euros para los dos proyectos complementarios, al entender que «nada tenían que ver con el proyecto de Valorio y que no era legal compensarlo». Hace unos días, el TSJM falla a favor del Ayuntamiento, y el Ministerio de Hacienda tendrá que devolver el importe de la subvención más los intereses. Aproximadamente 500.000 euros, con los que se pone fin al ‘culebrón’ y con el que el alcalde considera haber acabado con las «herencias del pasado». «No he dejado nada bajo las alfombras». Asimismo, valora que «IU obró con responsabilidad en la oposición, y como alcalde he luchado por los intereses de Zamora. Cerramos otro agujero de mandatos anteriores».

No hay comentarios