Finalizado el reacondicionamiento del pabellón Ángel Nieto

El Ayuntamiento de Zamora termina la renovación de las instalaciones con la sustitución de los ventanales de la zona superior del pabellón, la entrada del edificio y las taquillas, que eran de hierro y con cristal simple, por nuevas estructuras de material ligero, con doble acristalamiento y rotura de puente térmico

La sustitución de la carpintería metálica y la dotación de protectores en los tragaluces superiores concluye el proceso de reacondicionamiento del pabellón Ángel Nieto que deja unas instalaciones prácticamente renovadas en su totalidad y perfectamente adaptadas a las necesidades de los equipos zamoranos que desarrollan sus competiciones deportivas en esta infraestructura municipal.

Respecto a la renovación de la carpintería metálica, se han sustituido los primitivos ventanales de la zona superior del pabellón, la entrada del edificio y las taquillas, que eran de hierro, abatibles hacia el interior y con cristal simple, por nuevas estructuras de material ligero, con doble acristalamiento y rotura de puente térmico. Las nuevas ventanas, de aluminio lacado y color negro, son de las mismas dimensiones y aspecto similar a las anteriores, de forma que la imagen exterior del polideportivo apenas se ha visto afectada por la sustitución, pero de un material moderno y mucho más duradero.

Con esta intervención se ha ganado en confort para los espectadores, puesto que reducen el ruido y limitan el intercambio de temperatura con el exterior; pero también en seguridad para los espectadores ya que las antiguas estructuras de hierro, con las características típicas el año 1.973 que fue la época en la que se construyó el pabellón, constituían un riesgo para la seguridad de las personas especialmente en las épocas de calor cuando permanecían abiertas hacia el interior del pasillo.

La otra actuación llevada a cabo en el pabellón ha sido la instalación de unas cortinas verticales en los tragaluces de la parte superior, atendiendo así a una petición largamente demandada por algunos de los clubes, puesto que en ocasiones y el función de la situación de la luminosidad exterior se producían deslumbramientos en los jugadores. Las cortinas están situadas en el nivel superior de las gradas y cuentan con un sistema motorizado que permite abrirlas y cerrarlas con comodidad y según las necesidades de cubrición de los lucernarios, para aminorar la luminosidad que se produce cuando el sol incide en esa zona.

Las obras de sustitución de los ventanales fueron adjudicadas a la empresa Construcciones y Estructuras Tamar S.A., por un importe de 30.852,82 euros, sobre un tipo de licitación de 34.303,42 euros; mientras que la instalación de las nuevas cortinas las ha llevado a cabo la empresa Tegamazo S.L., con un presupuesto de 25.514,06 euros, sobre un tipo de licitación de 29.582,53 euros .

No hay comentarios