#ZamoraEsAgua cumple en dos años sus más de 50 objetivos

Día Mundial del Agua. La valoración del servicio de aguas en Zamora, a cargo de Aquona, ha ascendido de forma imparable: de una nota de 6,88 en 2016 a la actual de 7,88, con el objetivo de lograr un 8 al término de 2019. 

Este viernes, 22 de marzo, se celebra el Día Mundial del Agua 2019, y en Zamora la concesionaria municipal del servicio de aguas, Aquona, lo ha celebrado durante más de una semana de intensa actividad para concienciar a la ciudadanía de la vital importancia del agua y de su preservación.

La ETAP, la estación potabilizadora, ha sido el escenario de una rueda de prensa en la que Nicolás Esmorís Cendón (Gerente de Aquona en Zamora) y Romualdo Fernández Gómez (concejal de Urbanismo, Medioambiente, Obras y Salud Pública) han dado cuenta, además, de los datos de participación de las distintas iniciativas planteadas en el programa #ZamoraEsAgua en sus dos años de vida, y de las iniciativas llevadas a cabo con las que se cumple el lema de este año del Día Mundial del Agua de “No dejar a nadie atrás”, en un mundo polarizado en el que las sociedades desarrolladas cuenta con agua de gran calidad y el otro extremo del mundo se ve obligado a recorrer grandes distancias para obtener el líquido esencial para su supervivencia, cuando no se utiliza el agua como arma de guerra.

Según los datos ofrecidos por Esmorís, #ZamoraEsAgua ha cumplido los más de 50 objetivos que se planteaban. Entre ellos, el plan de igualdad, el protocolo de acoso, la consecuencia del sello Bequal, colaboración con la FP Dual de Mecatrónica, el proyecto de hábitos saludables, diez años con cero accidentes con baja en el plan de seguridad y prevención, la implantación de servialertas para informar en tiempo real a los usuarios de cualquier avería o incidencia, la supresión progresiva de la factura en papel, piloto de cita previa, lectura por medios telemáticos, el cálculo de la huella de carbono, la alimentación de las instalaciones por un 100% de energías renovables, etc.

Es de destacar que en los últimos años se ha reducido la captación de agua del duero en 600.000 metros cúbicos, un 2,5% en 2018 y en este 2019 en cifras similares, gracias a un servicio más eficiente; la sustitución de tuberías de fibrocemento en 800 metros en el último año, por lo que ya solo quedarían unos 8 kilómetros pendientes; la aportación de 56.000 euros al fondo social para familias con dificultad para asumir el recibo del agua; el programa Aquología, por el que cada año pasan 700 escolares, la relación con 65 grupos anuales de la sociedad zamorana, reuniones periódicas con los vecinos de Zamora a través de las asociaciones para que conozcan el servicio de cerca y recoger sus preocupaciones y dudas… Y, finalmente, la transparencia de los datos, gracias a la publicación íntegra de los análisis de calidad del agua del grifo, cuyo consumo se promueve con la campaña #YoBeboAguaDelGrifo.

Gracias a todas estas acciones, la valoración del servicio de aguas en Zamora ha ascendido de forma imparable: de una nota de 6,88 en 2016 a la actual de 7,88, con el objetivo de lograr un 8 al término de 2019.

No hay comentarios