“Lamentable” que Ayuntamiento no exija la reparación inmediata de la muralla

UPL cree que Fagúndez obvia el verdadero problema

FuenteRedacción

Unión del Pueblo Leonés ha tachado de “lamentable” que el Ayuntamiento de Zamora no exija la reparación inmediata del tramo de muralla en el entorno de San Martín y cree que de ser ciertos los argumentos dados por el primer teniente alcalde del Ayuntamiento de Zamora, Antidio Fagúndez, “resulta incomprensible que el consistorio zamorano no reclame la rehabilitación con carácter de urgencia y de forma inmediata de los lienzos de la muralla zamorana”.

Según aseguraba en estos días pasados el segundo de abordo del consistorio zamorano, el socialista Antidio Fagúndez, los recientes desprendimientos de la muralla en la zona de San Martín, obligaban a tomar la decisión de prohibir la concentración de personas en la madrugada del jueves santo para realizar un “botellón”, siendo éste una constante en los últimos años.

Sin embargo, a juicio de la formación política UPL Zamora, “el señor Fagúndez lejos de plantear una solución a los daños sufridos en el patrimonio monumental de la ciudad de Zamora, y que además forman parte del conjunto histórico-artístico de la Perla del Duero, el primer teniente de alcalde únicamente se está mostrando preocupado por no disgustar a los representantes de las peñas zamoranas, obviando el verdadero problema”.

En este sentido, UPL cree que el consistorio zamorano una vez ha tenido conocimiento del problema de los derrumbes, y a fin de evitar episodios pasados como el de la cuantiosa pérdida de una parte de la muralla en la confluencia de las calles Alfonso XII con la calle de los Herreros, y que permanece aún a día de hoy sin haber sido restituida, debería haber iniciado los trámites pertinentes para que tanto la administración autonómica, como el Gobierno Central, procedan a consolidar y restaurar los desperfectos acaecidos.

Asimismo, desde UPL estiman que de ser cierto el problema del mal estado de la cerca zamorana en el entorno del parque de San Martín, no sólo afectará a la seguridad ciudadana durante las fechas en las que se celebre la Semana Santa, sino que ya es un problema a presente, y por tanto no es asumible ni que los ciudadanos zamoranos, ni los visitantes que de otras latitudes se acerquen a Zamora, puedan correr riesgo alguno en su integridad física, como inasumible es también que los zamoranos vayan a perder nuevamente una parte de la milenaria cerca por la desidia y el dejar estar de la corporación municipal, siendo la única solución planteada por el consistorio, el acotar la zona afectada, lo que además daña la imagen que proyectará Zamora en la que es su semana grande por antonomasia: la Semana Santa.

 

No hay comentarios