Tensión por Venezuela en el Pleno del Ayuntamiento de Zamora

La sesión plenaria ha estado marcada por varios cruces de acusaciones por la postura que debía tomar el Consistorio de la capital con respecto a la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente, y las declaraciones del alcalde de Valladolid, Óscar Puente

FuenteDiana Serrano

El Pleno Municipal de este mes ha girado principalmente en torno a cuestiones alejadas de la política local. Venezuela y Valladolid han marcado la tónica general, y el aluvión de acusaciones en esta sesión plenaria de la capital.

La primera de las mociones de esta sesión plenaria comenzaba con la propuesta de la concejala no adscrita, Mª Cruz Lucas instando al Ayuntamiento de Zamora a la adecuación y mantenimiento de la muralla en el tramo de olivares con intervención en el arbolado, el cual impide su visibilidad, que ha sido finalmente aprobada, con algunas puntualizaciones.

Romualdo Fernández, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento explicaba que la existencia de los cipreses en ese punto de la muralla, responde a motivos estructurales, pero que en próximos días ya estaba establecido que se iba a realizar una poda y reducción de los mismos para mejorar la visibilidad y estética de la zona.

Cruz Lucas también ha propuesto una segunda moción para instar Ayuntamiento a ofrecer más actividades para personas con discapacidad, incluyendo mayor adaptación de los edificios públicos para estos ciudadanos, y ampliar los acuerdos deportivos y de ocio específicos para personas con discapacidad, que también ha sido aprobada.

El concejal de Deportes, Manuel Alexander Alonso defendió que el Ayuntamiento de Zamora ya está realizando este tipo de actividades, y que «aunque aún existen puntos negros, se trabaja a diario para solventarlo». Además, animó a la concejala no adscrita a «proponer propuestas más concretas que puedan ser beneficiosas para las personas con discapacidad con respecto al deporte y el ocio».

Posteriormente llegó el turno de Ciudadanos, con el concejal Francisco José Requejo cuya primera propuesta fue instar al Ayuntamiento a promocionar el modernismo de la capital. Esta incluye de nuevo la instalación de bancos de este estilo artístico, y la inclusión de señalización específica, por ejemplo paneles informativos de los edificios modernistas más reseñables y códigos QR, entre otras propuestas.

Sobre esto, el concejal de Cultura, Christoph Strieder ha valorado la posibilidad de colocar esos bancos en la plaza de Sagasta, aunque ha explicado que «que tiene sus pros y contras». Pero si ha indicado que sobre la señalización el Patronato de Turismo «no quiere saturar con un gran número de carteles» la ciudad, aunque consideró «positivamente» añadir más idiomas a las señalizaciones que ya existen. Además, recordó al concejal de Ciudadanos la reciente presentación en Fitur de un tríptico específico sobre el modernismo zamorano.

En su turno de réplica, Francisco José Requejo ha recriminado al Strieder que aunque se aprueben propuestas sobre Turismo en los Plenos «usted luego hace solo lo que considera, solo hace caso a sus propias ideas, se encabezona en ellas, y solo atiende a su visión». El concejal naranja, aunque ha reconocido los buenos números del turismo en la capital, le ha pedido que «no sea tan cabezón, y se de cuenta de que hasta sus compañeros de gobierno critica su gestión».

Esta propuesta quedaba finalmente aprobada, incluso ante la negativa de Ciudadanos de modificar la moción con las puntalizaciones del concejal de Turismo.

Rechazo a las palabras de Óscar Puente

Ciudadanos y el Partido Popular presentó una moción para pedir al Equipo de Gobierno que “rechace la posición del alcalde de Valladolid respecto a priorizar las inversiones y colaboración de las distintas administraciones en esta ciudad, en detrimento del resto de capitales y provincias de Castilla y León, informando de esta acción al propio edil de Valladolid, al presidente de la Junta de Castilla y León, y al presidente del Gobierno de España. Por 12 votos a favor y 13 abstenciones, también quedó aprobada.

Tanto el concejal del Partido Popular, José Luis González Prada, como el concejal de Ciudadanos han afeado el comportamiento del primer teniente alcalde del Ayuntamiento y secretario general de PSOE en Zamora, Antidio Fagúndez, cuando afirmaba que opinaba que «Óscar Puente hace por su ciudad lo mismo que yo hago para la mía». A esto, a Fagúndez ha insistido y reiterado en sus declaraciones, volviendo a recalcar que «Zamora ha sido olvidada durante muchos años por la Junta de Castilla y León, y ninguneada por los populares, que no han trabajado por vertebrar su territorio».

Defensa de la tauromaquia

Dentro de este Pleno Municipal, el PP zamorano solicitó también que “se reconozca el valor estratégico de la actividad cinegética y de quienes la practican por su contribución al crecimiento económico, a la creación y mantenimiento de empleo y como instrumento para evitar y contener el fenómeno de la despoblación en el ámbito rural. Y que se valore el alto grado de compromiso de todos aquellos que practican la actividad cinegética con la conservación de la biodiversidad en su más amplio sentido”. Por ello, quieren que desde Zamora se pida al Gobierno de España que “finalice los trabajos y publique de manera urgente la Estrategia Nacional de Gestión Cinegética”. Esta propuesta no pasaba a debate, porque no pasaba la urgencia dentro de las votaciones.

Los Populares de la capital, también solicitaron que el Ayuntamiento de Zamora reconociera “el valor estratégico de la tauromaquia, como creador de empleo y conservador de la biodiversidad”. También solicitarán que el Consistorio considere al toreo como “manifestación artística y cultural, y como una seña de identidad de España que debe ser respetada y protegida”. Por ello, su moción incluye que el Ayuntamiento deberá “instar al Gobierno de la Nación a impulsar el Plan Nacional de Tauromaquia  y dar traslado de estos acuerdos al ministro de Cultura y Deporte y a la ministra de Transición Ecológica”. Esta moción tampoco pasaba el corte de votaciones.

Juan Guaidó o Nicolás Maduro

El PP también incluyó entre sus mociones «reconocer al Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el diputado Juan Gerardo Guaidó Márquez, como Presidente Encargado de la República, tal y como establece la Constitución venezolana en vigor.

El viceportavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, Víctor López de la Parte explicaba la importancia de esta propuesta como «solidaridad a la extrema situación de los venezolanos, completamente coartados de libertas y derechos democráticos». De la Parte se mostraba además enfadado por las calificaciones a sus mociones del alcalde de Zamora, Francisco Guarido, las definía como «lo más retrógrado y carca de la política municipal, simbolizados en aquellos personajes de Berlanga”.

Por su parte, el segundo teniente alcalde del Ayuntamiento de Zamora, Miguel Ángel Viñas defendía que «nadie mejor que Izquierda Unida sabe lo que es sufrir la represión de una dictadura en su País. A nuestras agrupación no se le permitía presentarse a las Elecciones, y tenemos cientos de muertos sobre la mesa por pertenecer a Izquierda Unida». Además, explicaba que la actuación de Guaidó «no es más que un golpe de Estado, sin ningún valor democrático, ya que Maduro fue elegido democráticamente por más del 60% de los venezolanos». Por lo tanto, Viñas ha declarado que «seguiremos apoyando el Gobierno actual de Venezuela hasta que se convoquen Elecciones».

Pese a este aluvión de acusaciones, la propuesta de los populares de apoyo a Guaidó quedaba finalmente aprobada.

Por último, se aprobó la moción que pedía la digitalización y modernización del sistema de reservas de la Ciudad Deportiva, así como la actualización de la Ordenanza reguladora del uso de las instalaciones, presentada por el Grupo Popular.

Además, se aprobó un expediente de reconocimiento de créditos, correspondiente
a gastos realizados el pasado año, que asciende a 54.809,60 euros en el caso de
facturas con reparo de la Intervención Municipal y a 7.214,19 euros en facturas sin
reparo.

No hay comentarios