Nuevo alumbrado de la Feria, mayor luminosidad y reducción del CO2

Este nuevo sistema reduce el consumo eléctrico y la emisión de CO2 a la atmósfera en más de un 70 %

El alumbrado público de la avenida de la Feria y de la calle de la Vega, ya ha entrado en funcionamiento. La instalación ha sido totalmente renovada por el Ayuntamiento con una dotación de nuevas luces leds, que además de mejorar sustancialmente la luminosidad, reducen el consumo eléctrico y la emisión de CO2 a la atmósfera en más de un 70 %.

El proyecto, dotado con un presupuesto de 175.000 euros, ha supuesto la renovación integral de las instalaciones entre la Puerta de la Feria y la rotonda de Trascastillo, con la sustitución de las anteriores luminarias de vapor de sodio, absolutamente obsoletas y que ya no se comercializan desde hace tiempo, por otras de tecnología Led con lentes y reflectores más adecuados, que aumentan la eficacia y el índice cromático, permitiendo reducir considerablemente la potencia  necesaria y, por lo tanto, también el consumo y las emisiones de CO2. Además al tratarse de dos vías que bordean la muralla el punto de luz cobra más protagonismo de cara a una mejor integración con el entorno, por lo que se cambiarán también los anodinos soportes por otros más estéticos y adecuados con el entorno, con columnas de 7 y 10 metros de altura y brazos laterales de un metro. Igualmente se han sustituido los cuadros de mando y mecanismos de protección, por lo que podemos hablar de una renovación integral de las instalaciones.

Esta actuación en la avenida de la Feria y calle la Vega es la primera de un conjunto de proyectos de renovación del alumbrado  público de la ciudad, “en aras a un mayor ahorro y eficiencia energética”, explican desde Alcaldía. En estos momentos están en fase de ejecución de obra o de aprobación de los proyectos algo más de 2 millones de euros en alumbrado público, entre ellos los de las Márgenes del Duero y en barrio de San Lázaro en su primera fase, cuyos resultados podrán verse también de forma inminente.

A ellos se sumarán otros proyectos ya aprobados para la zona de las tres Cruces, San José Obrero, otra fase en San Lázaro, Carrascal, los parques de Eduardo Barrón, Olivares, Consejo de Europa y los tramos de las márgenes del Duero en los que no se está actuando en estos momentos. Existen además otra serie de proyectos puntuales que están a punto de ejecutarse, como son lo de Calle San Torcuato, Pistas Deportivas, Pistas de Tenis de la Ciudad Deportiva, Casa Consistorial, y Jardines del Castillo, que suman otros 350.000 euros euros de inversión.

Tal y como ha recodado el alcalde de Zamora, Francisco Guarido se ha dado prioridad a estas fase de la avenida de la Feria y las márgenes del Duero “por motivos esencialmente turísticos, ya que Duero y La Muralla son factores claves en ese sentido; y hay que recordar que actualmente se está ensanchando la acera de la avenida de la Feria y en próximas semanas comenzarán los derribos de otros edificios para liberar la Muralla”. Guarido anuncia además que próximamente “se encargará un nuevo proyecto de ajardinamiento” de todo el paseo liberado de la avenida de la Feria, desde el número 11 al 37, que son unos 250 metros, para ejecutar después del verano.

No hay comentarios