Zamora se sumerge en el reino del hielo

Un manto blanco cubre la ciudad, en la que incluso las fuentes se han congelado

La cencellada ha hecho que la ciudad de Zamora amanezca esta mañana cubierta por un manto blanco y con el frío y el hielo como grandes protagonistas.

Las temperaturas siguen bajando y las heladas y la niebla dificultan la rutina de peatones y tráfico, pero dejan estampas maravillosas.

La fuente de La Marina, entre otras, estaba totalmente congelada a primera hora de la mañana, pero además las zonas más próximas al río Duero estaban cubiertas totalmente por una capa de hielo espectacular.

 

 

No hay comentarios