Así será la nueva sede de la asociación de Siglo XXI

Se trata de una edificación de una solo planta con una superficie de algo más de 100 m2, y construida en el solar de propiedad pública, lo que permitiría en un futura una ampliación a medida que barrio vaya creciendo en población y necesidades

El Ayuntamiento de Zamora ha procedido hoy a la recepción de las obras de la edificación que albergará la sede de la Asociación de Vecinos Siglo XXI. El alcalde de Zamora, Francisco Guarido ha firmado con el representante de la empresa constructora, el documento por el que la edificación pasa a titularidad municipal; y en los próximos días el departamento de Patrimonio redactará el convenio que se suscribirá con la Junta Directiva de la Asociación de Vecinos para la cesión de los locales como nueva sede vecinal.

Se trata de una edificación de una solo planta con una superficie de algo más de 100 m2, y construida en el solar de propiedad pública, lo que permitiría en un futura una ampliación a medida que barrio vaya creciendo en población y necesidades. Con ello se dota al barrio de un espacio de reunión y encuentro del que ahora carecen, “necesario no solo para el desarrollo de la actividad propia en la asociación vecinal, sino también para poder llevar a cabo otro tipo de actividades sociales y de convivencia vecinal promovidas por los vecinos o en colaboración con el Ayuntamiento”, afirma el alcalde del Ayuntamiento de Zamora, Francisco Guarido.

La construcción de la sede vecinal se complementa además con la dotación de la pista polideportiva que ya ha entrado en funcionamiento, para el desarrollo de las actividades de ocio y tiempo libre en una zona que se encuentra bastante apartada del resto de la ciudad y no contaba hasta ahora con una dotación de infraestructura deportiva como el resto de barrios de la ciudad, según ha manifestado el alcalde.

Ambas dotaciones constituyen un proyecto conjunto presupuestado en 220.000 euros y cuyas obras fueron adjudicadas a la empresa D-Todo por un importe de 172.193,49 euros, lo que supuso una baja de casi el 22%. Para Guarido, “el acabado ha sido perfecto, aceptándose pequeñas modificaciones que han introducido desde la asociación vecinal”.

No hay comentarios