Cacelorada bajo la lluvia ante el “caciquismo jurídico” del Tribunal Supremo

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Zamora e Izquierda Unida de Zamora se han concentrado esta mañana a las puertas de la Audiencia Provincial en el Palacio de los Momos, para realizar una sonora cacerolada en contra de la decisión del Tribunal Supremo de que sean los usuarios quienes deben hacerse cargo de los gastos del impuesto hipotecario.

Pese a la intensa lluvia, la PAH ha querido denunciar públicamente su “enfado e indignación por la revisión de una sentencia firme, que anulaba el artículo de un reglamento, donde son los bancos, y no los clientes, quienes deben pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados”.

El representante de la PAH, Patricio Alonso ha denunciado el “caciquismo jurídico que impera en la Justicia española”, que se ha dejado “arrastrar por las presiones de las entidades bancarias, en una decisión que afecta gravemente a la mayor parte de la ciudadanía”.

Alonso afirma que el Tribunal Supremo está “desprestigiado desde hace años, con la sentencia de las cláusulas suelo, donde tuvieron la poca vergüenza de decir que sólo se devolverían a aquellas hipotecas firmadas a partir 2013, y dónde tuvo que venir el Tribunal Europeo de Justicia a contradecirles”.

Aunque reconoce y agradece “el trabajo y lucha de algunos jueces particulares que si ayudan con sus decisiones a la ciudadanía”, pero lamenta que “sólo son una mayoría ante un sistema que es ajeno al dolor de las familias”.

Sobre el asunto de los gastos, el representante explica que “es una muestra evidente de lo que las plataformas llevamos denunciando desde hace años, “que la mayor parte de las hipotecas en España son prácticamente ilegales, con más de 17 cláusulas que serían nulas a ojos del Tribunal Europeo”.

Alonso denuncia que esto es consecuencia de “la falta de voluntad política generalizada, que deja campar a sus anchas a la banca y no pone en su sitio a la Justicia”.

Los afectados sienten “suprema vergüenza tras la la decisión  del Tribunal Supremo de dar marcha atrás en esta sentencia por presión de los bancos”, y consideran que “la banca manda y la justicia obedece”.

La Plataforma ya se había manifestado a las puertas del Palacio de Justicia de Valladolid el pasado lunes, mientras el Supremo debatía la comprometida decisión que se conocía horas después.

No hay comentarios